lunes, noviembre 28, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

1 de cada 5 empresas cuelgan en agosto el cartel de ‘cerrado por vacaciones’

Agosto se caracteriza por ser el mes vacacional en el que más empresas cierran sus puertas. En este sentido, el 18% de las empresas españolas decide cerrar durante agosto según un estudio de Grant Thornton.

Las repercusiones económicas que supone cerrar un negocio el mes entero son cada vez más difíciles de asumir, por lo que el 45% de las empresas deciden reducir su actividad en vez de cerrar completamente.

Cada vez más, la competencia hace que sea más arriesgado cerrar todo un mes, por lo que las empresas optan por cerrar períodos más cortos o seguir operando con servicios mínimos, y en la medida de lo posible, ofrecer los servicios de carácter digital. En el mes de agosto el volumen de facturación de muchos negocios disminuye enormemente, cayendo hasta un 50% de los beneficios mensuales, según las Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Agosto puede ser una oportunidad para reorganizar el equipo, hacer cambios en el negocio y plantear el inicio de ejercicio en septiembre, ya que es importante que el trabajo esté presente todos los meses del año.

¿Cerrar o no cerrar la empresa en agosto? 

Cerrar la empresa en agosto supone una desconexión total por parte de los trabajadores, favoreciendo así la división entre trabajo y ocio. Además, si cuentas con un buen colchón de ingresos obtenido los meses anteriores, y en agosto no ingresas, tampoco gastarás en exceso. En este sentido, puedes ahorrarte algunos costes de funcionamiento como los costes de los equipos o las materias primas.

Sin embargo, los beneficios de mantener la empresa abierta cada vez son más visibles y se deben de considerar, ya que el no romper el ritmo de forma total, proporciona ciertas ventajas. Al no cesar la actividad, los ingresos continúan de forma constante. En el caso de que otras empresas del sector cierren sus puertas, las posibilidades de captar nuevos clientes son mayores, por lo que existe la oportunidad de crear nuevos vínculos comerciales, captar nuevos clientes y la creación de proyectos empresariales. No obstante, según el estudio mencionado anteriormente, un 37% de las empresas españolas no varían su actividad y logran incluso aumentar los beneficios, sobre todo aquellas que pertenecen al sector turístico. Por lo tanto, podemos ver como seguir con la actividad en el mes de agosto puede reportar éxitos a aquellas organizaciones que siguen trabajando.

Josep Morales, Técnico de Marketing Digital y Corporativo de Synergie, comenta que: “la sensación es que cada vez menos empresas se pueden permitir el lujo de cerrar todo un mes, y más con el último año y medio que hemos pasado. El verano se ha convertido en una época para hacer un reset, bajar el ritmo, coger fuerzas y planificar la vuelta en septiembre, pero no de desconectar totalmente.”

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias