lunes, enero 30, 2023
.spot_img

También te puede interesar

Alonso Fernández: “Echamos en falta una mayor conexión entre todos los sectores productivos”

“España fue el país
que tuvo menos
rotura de stock y
Canarias, dentro del
territorio nacional,
fue la que tuvo
menos escasez de
mercancía”

Desde los supermercados nos enfrentamosEsta pandemia fue una auténtica prueba de fuego para los supermercados y el sector de la alimentación.
¿Cómo se vivieron esos primeros meses
en este sector, considerado como esencial?

Desde los supermercados nos enfrentamos a una situación desconocida para todos en la que, además, no existía ningún manual o guía de qué hacer, cómo controlar o cómo evitar la propagación de estas enfermedades, ni siquiera cómo proceder con nuestros empleados y clientes. Tuvimos que empezar a implementar medidas, unas de sentido común y otras en la parte técnica, con los equipos médicos que las cadenas de establecimientos de nuestros supermercados disponen. Con ellos se establecieron planes de protección que formaron parte de los planes que posteriormente el ministerio fue implementando a través de los códigos de buenas prácticas.

 En el caso de los supermercados, la inversión económica para todas esas medidas fue delirante, tenga en cuenta que muchas de ellas ahora comunes, en aquel momento eran novedosas y porque además no había cadenas de fabricación de material como lo hay hoy en día, como es el caso de las mascarillas por ejemplo. La preocupación del supermercado era su trabajador y su clientela, no podíamos ser centro de propagación de este virus. Inicialmente nos centramos y conseguimos, dado el buen hacer de los supermercados y de la logística, que los alimentos en un territorio fragmentado como el nuestro, dependiente del exterior, no escaseasen en ningún momento, ni siquiera al principio cuando produjo esa gran avalancha de consumidores.

A partir de ahí lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y asegurar que el abastecimiento estaba garantizado fue uno de nuestros objetivos. Nos gustaría aprovechar esta plataforma que Tribuna de Canarias nos brinda para agradecer a la población canaria sus enormes muestras de cariño y apoyo a la labor que los supermercados hemos realizado, principalmente en los momentos más duros de esta pandemia. De igual forma agradecerles que hayamos sido su opción de compra preferida lo que nos ha ayudado a reforzar nuestra actividad

¿Ha vuelto el consumo a unos niveles más parecidos pre pandemia? ¿Cómo ha ido evolucionando el comportamiento del consumidor en estos meses?

El año 2020 fue totalmente atípico, con crecimientos desmesurados, con un problema de reposición en las estanterías, en muchas ocasiones no nos daba siquiera tiempo a colocarla, aunque siempre y gracias a una logística altamente eficiente no escasearon las mercancías en los supermercados.

 Empezamos a notar cambios en el consumo, inicialmente se empezó a optar por almacenar productos no perecederos, posteriormente y según la evolución de la pandemia y por otra parte de las comunicaciones del gobierno, se fueron modificando los hábitos de consumo. Harinas para repostería, posteriormente se pasó al consumo de bebida alcohólicas (tipo cervezas, vinos, etc..), snacks y demás, luego comidas más sanas, creció el consumo de frutas y hortalizas. Otras de las consecuencias fue que el cierre de la hostelería y restauración importante consumo hacía los supermercados. En el año 2021, los primeros meses cayó el consumo, pero en este momento estamos en esa etapa pre pandemia, incluso en algunos meses por encima del año pasado.

Para que todo esto funcione hoy en día, y funcionara en esos tiempos de pandemia, tiene que haber un trabajo previo detrás. Esto no ha hecho sino constatar que la cadena logística y la cadena de trabajo de los supermercados, con proveedores y demás, está totalmente consolidada, ¿es así?

Sí, sin una logística consolidad hubiera sido caótico. Algunas situaciones que han ocurrido anteriormente nos han hecho aprender qué tenemos que hacer para evitar tener problemas de abastecimiento. Las situaciones anteriores vienen dadas por huelgas de estibadores en los puertos, esas huelgas consiguieron bloquear los puertos de tal manera que no entraba mercancía, aún así, en esos duros momentos se consiguió que las mercancías no escasearan. Eso ha sido un aprendizaje para las cadenas logísticas y de distribución de los supermercados en Canarias, los almacenes han crecido en tamaño y su stock es suficiente para atender esas necesidades que pueden ocurrir en cualquier momento y sin previo aviso.

Tenemos un stock garantizado en productos no perecederos en torno a 20-30 días sin demasiada complejidad. La parte logística, en relación con el transporte marítimo, y con la suficiente disponibilidad de mercancía nos ha permitido aprender e incluso somos punteros en ese aspecto. En época de covid, España fue el país que tuvo menos rotura de stock y Canarias, dentro del territorio nacional, fue la que tuvo menos escasez de mercancía. Por lo tanto, podemos afirmar que Canarias tuvo mejor comportamiento y mejor abastecimiento de producto que el resto de Europa

¿Funciona bien la cadena alimentaria? ¿Está perfectamente alineada esa cadena alimentaria desde el productor hasta el distribuidor final? ¿Habría que afinar un poco la estrategia?

La estrategia, desde nuestra operativa, está perfectamente organizada. Lo que busca el supermercado es comprar esa mercancía lo más cerca posible al establecimiento, sobre todo en producto perecedero, dando prioridad a la producción local. Lo que ha tratado siempre es de establecer líneas de colaboración con productores del sector agropecuario, líneas entre empresas y productor, que garanticen un suministro eficiente.

Echamos en falta una mayor conexión y vinculación entre los todos sectores productivos en las Islas Canarias.

 Mayor comprensión y conocimiento de la cadena de valor por las administraciones y grupos políticos, para una mejor toma de decisiones. No olvidemos que las cadenas de distribución en Canarias necesitan diariamente suministro. Lo cierto es que cada uno de nuestros establecimientos tiene que tener toda la mercancía repuesta a las 9 de la mañana con la apertura de puertas, incluso hay que realizar reposiciones varias veces al día, eso significa una ingente cantidad de mercancía que no puede faltar porque nuestro consumidor no lo entendería.

Esa alta capacidad y necesidad de suministro sólo puede darse en condiciones cuando la cadena está integrada, alineada y sabe cuáles son esas necesidades de producción y distribución. Es verdad que los propios supermercados, y los canarios, lo que necesitamos y lo que estamos buscando es generar economía en nuestra tierra, necesitamos que se produzca en Canarias, cuanta mayor cantidad y variedad, mejor para la economía de nuestras islas.

En ese sentido si mejorara la integración los supermercados de aquí apostarían más si cabe por el producto de kilómetro cero y local, ¿no cree?

No es una cuestión de apuesta es de concienciación y de prioridad, la integración en la cadena de valor es fundamental para la mejora de las capacidades productivas. Los niveles de autoabastecimiento en canarias son importantes y así lo refrenda el informe de la Universidad de la Laguna por encargo de la consejería de agricultura, en estos momentos podemos llegar a afirmar que las producciones en canarias tienen canales de distribución llegando al mercado y por ende al consumidor.

Necesitamos tener una mayor variedad de producciones y productos para tratar de abastecer cada vez más a los lineales de los establecimientos de Canarias.

¿Crecen los supermercados en Canarias? ¿Qué datos tiene ASUICAN?

Canarias es una de las regiones de España donde más crece el número de establecimientos, aunque no tenemos la mayor densidad. Puede haber una apreciación de que son muchos porque lo cierto es que están agrupados en cadenas, pero la realidad es que tenemos una densidad suficiente y aun puede crecer para atender la demanda de la población.

Canarias supera ya los dos millones de habitantes, más la población que nos visita desde el exterior en el turismo, lo que provoca una mayor demanda de alimentos y al final eso hace que el crecimiento de establecimientos sea mayor.

 ¿Cuáles están siendo las principales líneas de trabajo de ASUICAN en el contexto que estamos viviendo?

Nuestra principal línea es la defensa de los intereses de nuestras empresas asociadas, desarrollando un modelo comercial que apuesta por la proximidad. La cada vez más amplia y abundante normativa nos obliga a estar en continuo proceso de alerta y aprendizaje. Simplemente por lanzar un dato significativo, un establecimiento comercial que comienza a operar en cualquier ciudad, está afectado por más de 3.000 normas europeas, nacionales, autonómicas y municipales (datos del estudio de la comisión de competitividad, comercio y consumo de CEOE).

La mayor parte de nuestros asociados son cadenas que operan en toda la comunidad autónoma de una manera u otra, imagina lo que significa que en cada municipio a través de su normativa reguladora, las ordenanzas, una misma empresa debe adaptar su funcionamiento a cada una de ellas. Intentamos defender que haya una misma unidad de criterio, un criterio uniforme. Los supermercados somos muy transversales, nos afectan aquellas leyes o decretos que emanen de la consejería de comercio, pero también de industria, de agricultura, de medio ambiente, etc…

Por citar algunos ejemplos Ahora mismo trabajamos con el ministerio de agricultura en la ley de la cadena agroalimentaria, formas de conexión entre la producción y la comercialización. O el ministerio de transición ecológica, las normativas sobre envases y/o residuos, etc.. O el nuevo proyecto de ley sobre envases en los que Se quiere introducir una nueva prohibición, vender frutas y hortalizas envasadas en bolsas plásticos que pesen menos de un kilo, no se es consciente del problema de seguridad alimentaria y del desperdicio alimentario que esto supone.

 Es el caso de por ejemplo un producto tan cercano a nosotros como son los plátanos, en algunos formatos se venden en bandeja los dedos sueltos, ya que si no fuese así el deterioro de los mismos provocaría una gran desperdicio de alimentos aptos para el consumo. Hay que intentar equilibrar esos intereses loables como es el respeto al medio ambiente, con la seguridad alimentaria y el desperdicio alimentario.

A los supermercados se les ha exigido una transformación a nivel medioambiental, quizá más de lo que son capaces de absorber en un periodo pequeño de tiempo y teniendo en cuenta la gran inversión que debe hacerse…

Lo que se le está exigiendo al sector es lo que la propia administración no es capaz de hacer o cumplir. Por ejemplo, desde enero de 2021 en las secciones de frutería y de venta a granel nos han obligado a eliminar unas bolsas de plástico reciclado y usar unas bolsas de plástico compostable. La mayor parte de nuestros asociados son cadenas y tenemos muchas empresas bajo más de 80 ordenanzas municipales, se hace complicado aplicar las mismas cosas dentro de la misma comunidad autónoma

Esa bolsa se llama compostable porque se utiliza posteriormente para hacer compost, pero para que se pueda hacer compost, esa bolsa no debe tirarse en el contenedor amarillo, sino que debería ir a un contenedor que no tenemos en las islas, el orgánico. Por lo tanto, hay una medida medioambiental que lo único que está haciendo es perjudicar al medio ambiente, porque como consumidor no tenemos donde tirarla.

Se está viviendo una situación complicada en La Palma. ¿Está ASUICAN, dentro de sus posibilidades, está apoyando la situación?

 Sí, desde luego ASUICAN en todos los sentidos en lo que pueda y deba colaborar ahí estará. Lo que hacemos es coordinar y colaborar con nuestros asociados, que están altamente implicados en cómo devolverle a la población lo que reciben, una de las formas es ayudar en estos casos. Desde el primer momento ASUICAN se puso a disposición del Gobierno de Canarias. En La Palma tenemos 4 asociados que representan unos 50 establecimientos.

En nuestro caso además se da la circunstancia de que nuestro presidente, Tomás Barreto, propietario del grupo Spar es palmero.Tanto él como los asociados se han volcado desde el minuto uno en atender las demandas mas urgentes de la población afectada y en colaborar con los servicios de emergencia en lo que estos les demanden. Es un enorme orgullo como secretario de esta asociación comprobar el altísimo grado de implicación de todos nuestras empresas asociadas con la población palmera.

 Es un deber de todos estar a disposición de la sociedad.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias