miércoles, febrero 8, 2023
.spot_img

También te puede interesar

Aritmética vs. Compromiso

En asuntos políticos la cuestión aritmética no es tan exacta como en la pizarra del colegio. Canarias está representada en el Congreso por 15 diputados y diputadas. A
priori es un buen número para escuchar nuestras voces en Madrid, pero pareciera que, ante situaciones trascendentes para nuestra tierra, sólo hay dos que marcan la diferencia: Ana Oramas y María Fernández.
Dos mujeres nacionalistas ponen el acento a las cuestiones canarias que merecen ser tratadas en el hemiciclo. Sin ambagajes, y poniendo encima del estrado las demandas de nuestro territorio para asumir los retos socioeconómicos actuales, pareciera que son las dos únicas voces de Canarias.
Y aquí es donde la aritmética choca de frente con el compromiso adoptado con la ciudadanía; mientras el grupo nacionalista en Madrid trabaja por Canarias al 100%, el resto de los representantes de nuestra tierra, acatan la decisión de una franquicia establecida a más de 2.000 kilómetros de distancia, sea útil o no para el archipiélago.
Dos suman para Canarias más que quince. Paradójico pero cierto. Los logros alcanzados por el tándem Oramas-Fernández, al que se suma los de Clavijo en el Senado, permiten reducir la brecha entre los derechos económicos y sociales de los ciudadanos que viven en la península y los que vivimos en este territorio atlántico. Y eso comenzará a notarse a partir del próximo 1 de enero.
Logros y beneficios reales para nuestra tierra que se traducen en transporte gratuito, recuperación de la subvención del 100% para el transporte de mercancías, descuentos en el IRPF para los afectados por el volcán de La Palma, o el impulso de partidas del REF sin un euro en la ficha financiera; y así hasta 21 enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado 2023 que repercuten directamente en Canarias.
¿Dónde estaban el resto de representantes canarios cuando más lo necesitaba nuestra gente? A través del diálogo, la única herramienta válida en democracia, es cómo Coalición Canaria, un partido de ámbito regional, ha sido capaz materializar las demandas de un territorio singular en el parlamento estatal.
Por cierto, ¿sabrías decirme algún nombre más de diputados o diputadas sin ser Ana o María? Pues eso, mientras trabajamos, el resto de los diputados nacionales canarios permanecen en silencio. Mientras bregamos por Canarias, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín o diputadas como Patricia Hernández, miran hacia otro lado incapaces de rechistar ante sus líderes en la península por el atropello de los PGE.
Ante escenario global y regional de incertidumbre, nuestro compromiso piensa, propone y articula políticas que compensen
la arquitectura de nuestro territorio, marcado por la insularidad y la ultraperificidad. Algo que parece no importarle al resto de siglas políticas, en pleno fragor por detener su caída en picado o por acelerar un cambio de color en la Moncloa.
No vamos a permanecer indiferentes a las políticas supraregionales que sean injustas con Canarias o que lastren nuestro desarrollo. No permaneceremos en silencio. No seremos cómplices.
Seguiremos adelante, con un único objetivo: los 2,2 millones de personas que vivimos en nuestros 7.492 km2. Con dos o con más, en el gobierno o en la oposición, en Madrid o en cada uno de los 88 municipios que componen el mapa político de Canarias. Proyectamos, dialogamos y trabajamos: siempre al 100% por Canarias.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias