lunes, noviembre 28, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Carlos Iglesias: “Cuando nos prueban, nos repiten”

El confinamiento y las diferentes situaciones acontecidas han incidido en los hábitos de consumo del potencial cliente. ¿Cuáles han sido los principales cambios que perciben desde una marca tan relevante en Canarias como lo es Arehucas?

El consumo durante el confinamiento sí se vio bastante afectado, en el sentido de que nuestro principal consumo procedía de la hostelería y, consecuentemente, pasó a ser un consumo en el hogar. En este sentido, Arehucas no ofrece un producto tipo vino o cerveza que sí apetece en momentos cotidianos del día a día, por lo que tuvimos una caída drástica y sí es verdad que notamos un cambio en las ventas desde la hostelería hacía la alimentación, pero no suplió una con otra.

Después del confinamiento, a medida que se iban quitando las distintas restricciones y demás, volvimos al consumo habitual, no ha sido la pandemia un detonante en el cambio del consumo. Lo que sí hemos notado, antes incluso de la pandemia, es un cambio de tendencia del consumo nocturno a lo que se conoce como “tardeo”.

Durante la pandemia incidieron en la producción de alcohol sanitario…

Más que en la producción, pusimos a disposición de las empresas que necesitaban producir alcohol sanitario el alcohol que utilizamos para hacer nuestras bebidas, porque había una gran escasez en ese momento.

Las producciones de alcohol anuales son las que son, no tiene grandes variaciones y de repente hubo un pico por el consumo de este tipo de producto y determinadas empresas tuvieron que enfrentarse a un desabastecimiento de esta materia prima. Por ello, lo pusimos a su disposición, no con el objetivo de hacer negocio, sino para contribuir en un momento complicado para la sociedad y la economía.

Una marca que se implica en ayudar a la sociedad…

Sí. Nosotros estamos muy arraigados en Canarias y un poco en península, e intentamos promover la filosofía de que nuestro consumidor nos ayuda a nosotros a sacar la empresa a delante y, por ende, en los momentos duros debemos ayudarlo nosotros a él y a la sociedad en general.

No cabe duda de que a pesar de que la normalidad ha llegado a nuestras vidas, nos estamos viendo afectados por otras cuestiones como, por ejemplo, la inflación. ¿Cómo afrontan desde Arehucas la nueva coyuntura económica?

La inflación sí nos ha afectado, nos han subido todos los costes de materias primas. Por la escasez de materias primas no nos hemos visto afectados, sí es verdad que tuvimos miedo de poder llegar a romper stock, pero al final con el buen trabajo llevado a cabo por nuestro departamento de compras y logística logramos salir de esa coyuntura. Incidiendo en la inflación, lógicamente hemos tenido que subir precios. Todos los años nuestras materias auxiliares como son las etiquetas, botellas, tapones o cajas, sufren pequeñas subidas que nosotros asumimos, pero esta vez la subida fue tan grande que tuvimos que repercutirlo, porque si no el margen se veía mermado y podíamos poner en riesgo el futuro de la compañía. El tema de la inflación es coyuntural, esperemos que comience a regularizarse y vuelva a niveles prepandemia con subidas normales de un año para otro.

No cabe duda de que la palabra sostenibilidad y, por supuesto, la Agenda 2030 está en boca de todos, ¿qué hace Arehucas por contribuir al medio social y natural?

Empezamos por la agricultura, la caña de azúcar que nosotros cultivamos la hemos convertido en un cultivo sostenible, un cultivo ecológico en el que no se utilizan pesticidas ni abonos químicos, todo se hace de manera natural.

Luego, en la fábrica, hemos comenzado la instalación de placas fotovoltaicas para llegar a tener autoconsumo y generar la menor huella de carbono posible.

Para el año que viene tenemos previsto cambiar la flota de vehículos y, en la medida de lo posible, optaremos por vehículos eléctricos, aunque no siempre se puede incidir en el coche eléctrico por temas de autonomía, distancias y demás, pero los que no sean eléctricos serán híbridos enchufables.

En general, estamos yendo hacia lo que nos pide el medio ambiente, no por una agenda marcada, sino por creencia propia. Si no cuidamos el planeta nosotros, no lo va a hacer nadie. Es por ello que no nos lo tiene que marcar ninguna agenda o ningún político.

Y en cuanto a tecnología, ¿han invertido en innovaciones en los últimos años?

Sí. Aquí no paramos de innovar. En la línea de producción estamos integrando mejoras, hemos cambiado dos máquinas, que son las encajonadoras. Aunque anteriormente ya se había hecho una reforma integral de toda la línea de producción y se habían integrado los sistemas informáticos pertinentes.

¿Con qué novedades nos sorprenderá Arehucas en los próximos meses?

Tenemos un producto que está para salir al mercado próximamente, estamos esperando a que llegue la gente de producción de sus vacaciones para poder empezar a llenarlo. Va a ser una edición limitada de un ron basado en un agua ardiente, son exactamente 6 barricas de esta agua ardiente. Yo, personalmente, lo he probado y me parece un producto buenísimo y creo que al mercado le va a encantar.

Estamos hablando de ediciones limitadas de carácter premium.

¿Para cuándo se prevé que esté este producto en el mercado?

Esperemos que en este mes de octubre esté ya disponible.

¿Y en lo que a promoción se refiere? ¿Con qué nos sorprenderán? Porque no cabe duda de que se trata de una marca con la que los canarios se reconocen…

Ahora mismo está en desarrollo el plan de marketing para el año 2023, pero siempre está enfocado a la cultura canaria y, tal es así, que intentamos llevar ese mensaje fuera de aquí, sobre todo a la península. Que el peninsular conozca cómo se vive en Canarias, que cosas buenas tenemos e intentar que a través de nuestra publicidad tenga una imagen de marca acorde a lo que somos y son las islas.

Hasta finales de octubre no se realizará la presentación de dicho plan de marketing, pero irá en la misma línea que en otros años. Apoyamos mucho a los artistas canarios, intentamos que el peninsular venga aquí y nos conozca, para ello tenemos el centro de visitas al que acudieron el año pasado 60.000 visitantes, y es una manera de enseñar y demostrar que somos un producto de calidad capaz de competir con cualquier marca de ron.

Sin duda alguna, en Canarias es la marca de ron por excelencia, pero fuera del archipiélago, ¿cómo ha sido su acogida?

La verdad es que cuando nos prueban nos repiten. La acogida cuando nos damos a conocer es bastante buena. Tenemos las dos patas, una es que es un ron de calidad, con buen precio y luego, la otra pata es que lo canario, fuera de aquí, es simpático, tanto para el extranjero como para el peninsular. Por ello, cuando conseguimos llegar a puntos de venta a los que antes no llegábamos, repiten.

Un dato curioso es que el año pasado, cuando hubo problemas de stock a nivel mundial, nosotros no rompimos stock, pero sí es cierto que muchas bebidas alcohólicas rompieron y, principalmente en península, nos llamaban clientes que no eran nuestros y que necesitaban ron. Tuvimos la suerte de captar una serie de clientes que hasta entonces no teníamos y que se han quedado con nosotros, han repetido. Eso es una señal de que a la gente le gusta Arehucas.

¿Cómo ve el futuro próximo de Arehucas?

El futuro próximo yo lo veo próspero. Somos una empresa con una muy buena posición en el mercado, saneada, sin problemas financieros y con un posicionamiento en Canarias que tenemos que mantener y cuidar, y con todo un mercado peninsular y extranjero en el que podemos crecer. A poco que hagamos notamos que crecemos, tenemos que seguir con ese ritmo y esperar que el trabajo dé sus frutos.

Otra cosa es cómo nos pintan lo que va a pasar con el futuro económico a corto plazo, si ves las predicciones de los economistas y bancos centrales da un poco de miedo, pero también daba miedo la pandemia y la hemos pasado bastante bien. Si todo sigue como está espero que Arehucas salga fortalecido de todo esto.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias