miércoles, noviembre 30, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Carmelo Padrón: “La gente quiere conocer, no solo el vino, sino también dónde, cómo y quién lo elabora”

La isla de El Hierro, sin duda alguna, conserva un extraordinario patrimonio vitivinícola. Pronto se vio que era necesaria una Denominación de Origen que garantizase y salvaguardase los caracteres diferenciales de los vinos herreños y distinguiese la alta calidad de los mismos. ¿De qué características diferenciales estaríamos hablando?

Las características bajo las que se rigen los vinos de El Hierro son varias. En primera instancia, hablamos de un aislamiento histórico de la isla, el cual tuvo su parte negativa, pero también positiva en el ámbito vitícola, sobre todo incidiendo en las variedades que se quedaron aisladas en la isla del resto del mundo y que en la actualidad se están potenciando y son de un fuerte atractivo. En este sentido, contamos con vinos únicos derivados de estas variedades únicas en el mundo. No somos ni mejores ni peores, simplemente diferentes al resto, esa es nuestra gran diferencia.

¿Cuándo surge esta Denominación de Origen?

A finales de los años 80 es cuando se comienza hablar sobre la importancia de crear una Denominación de Origen en El Hierro, la cual se termina consolidando a principios de los años 90, que es cuando se crea.

El Hierro es una isla pequeña y, como usted comentaba, aislada del resto del territorio, por lo que la exportación de estos vinos cobra suma importancia, ¿hacia dónde se exportan a día de hoy los vinos herreños?

Lamentablemente, estos últimos años hemos tenido en la isla un grave problema de sequía, de plagas de todo tipo y de olas de calor, lo que ha desembocado en cosechas ínfimas. El año pasado fue el peor año de cosecha desde que se creó esta Denominación de Origen y realmente la exportación está siendo mínima, casi nula, simplemente se consume dentro de la isla y en Canarias.

Incidiendo en dichas problemáticas, ¿cómo se están enfrentando los agricultores que abarcan este nicho de mercado a todas ellas?

En El Hierro hemos tenido muy pocas cosechas y las que han salido quedan vendidas nada más salir al mercado, pero el gran problema con el que nos encontramos actualmente es el desabastecimiento, por ejemplo de botellas, y la subida de los precios que, al estar aislados, muchas veces se nos duplica o triplica el coste final. La gente está saliendo para delante a regañadientes, luchando como puede, a veces puede más el amor que las penas.

¿Están volcados los jóvenes herreños en formar parte de este sector?

Hace unos años veíamos como los jóvenes estaban abandonando el campo en general, con ello la viña, pero desde hace poco el boom que ha habido en el sector del vino, que se ha puesto de moda, al ver que las bodegas y el ser viticultor es rentable y que la gente valora cada vez más nuestras variedades, así como que se pagan mejores salarios, la gente joven está viendo una oportunidad y que vale la pena trabajar en la viña. El relevo generacional no avanza tan rápido como quisiéramos, pero sí estamos viendo que cada vez más gente joven se interesa.

¿Cuál está siendo el potencial cliente del vino con Denominación de Origen El Hierro?

Aquí nos pasaba que sentíamos poco afecto por parte del sector de la restauración, no se valoraba lo nuestro, pero actualmente pasa todo lo contrario, prácticamente todos los restaurantes de El Hierro tiene vino de la isla. Asimismo, el consumidor potencial que nosotros avistamos en la isla es el turista, la gente de una edad más avanzada sigue consumiendo más que los jóvenes, pero sí es verdad que ciertos vinos nuevos y más ligeros están haciendo que la gente joven se vuelque más en consumirlos.

¿Se ha aprovechado el auge turístico en El Hierro para explotar un turismo ecológico y dedicado al vino?

Desde hace poco destacamos el valor que se le ha dado a las bodegas, practicando enoturismo, haciendo visitas a las bodegas, conociendo el producto in situ. En El Hierro el enoturismo está adquiriendo cada vez mayor importancia y se nota que la gente lo demanda, la gente quiere conocer, no solo el vino, sino también dónde, cómo y quién lo elabora.

¿Se realizan eventos o actividades en torno al vino?

Sí. Recientemente, tuvimos una muestra de bodegas de El Hierro donde la gente podía probar diferentes vinos de cada bodega, porque curiosamente hay bodegas propias de aquí que muchos herreños no conocen.

¿Se prevén buenas cosechas para las próximas temporadas?

Lamentablemente, seguimos pendiente sobre todo del agua. El regadío en El Hierro todavía es bastante pobre, casi todo es secano, pero por suerte este año creemos que podemos llegar a duplicar la cosecha del año pasado, que fue muy mala.

¿Hacía dónde vamos? Dependemos mucho de la climatología, lo que pase en torno a las lluvia va a ser la base, porque sino contamos con la materia prima el resto es solo imaginación.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias