viernes, diciembre 2, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Dunnia Rodríguez:
“La oferta formativa debe estar alineada con la actividad económica”

“Nosotros consensuamos todas nuestras políticas de empleo con los agentes económicos y sociales, recibiendo sus aportaciones para que los proyectos sean efectivos”

En la actualidad, la innovación ha pasado a formar parte de todos los ámbitos de nuestra vida. ¿Se ha sumado el Servicio Canario de Empleo, como todas las entidades de la Administración, al carro de la innovación? 

Efectivamente. La crisis derivada del COVID dejó constancia de la necesidad de innovar y ha forzado a la Administración y, en general, a todos los sectores económicos, a reconducirse e incidir en dicho ámbito.


No cabe duda de que en estos momentos la digitalización es un factor clave para la inserción laboral y para cualquier tipo de actividad económica. El Servicio Canario de Empleo no podía ser menos y todas sus políticas activas se han dirigido a la digitalización, innovación y modernización.

Se trata de una cuestión impuesta ante los acontecimientos que hemos vivido, pero desde hace tiempo el Servicio Canario de Empleo detectó que era una necesidad si quería seguir manteniéndose a la vanguardia, ¿verdad?

Cierto. Si partimos de la base del número de personas desempleadas que tenemos en Canarias y vemos los porcentajes, vemos que casi un 90% de las personas que están inscritas como demandantes de empleo no tienen titulación adecuada para el ejercicio de una profesión. En ese sentido, lo principal y lo primordial es la formación.

El Servicio Canario de Empleo en esta cuestión es puntero con respecto al resto. Sacamos de manera trianual una oferta formativa, la última fue del 2019 al 2021, y este año se ha publicado la oferta for- mativa para los años 2022, 2023 y 2024.

En esta nueva oferta formativa se incluyen muchísimas acciones formativas novedosas, existiendo una alineación entre la oferta formativa del Servicio Canario de Empleo con todas las estrategias de crecimiento y diversificación económica. De hecho, un 26% de las acciones formativas de la nueva programación corresponden a la especialidad en informática y comunicaciones. Esto muestra la importancia que está cobrando en nuestro tejido productivo todo lo relacionado con la digitalización.

Además, ya no se habla solo de innovación en los sectores tecnológicos. La innovación ha llegado a todos los ámbitos de nuestra vida…

Efectivamente. Ha llegado a todos los ámbitos. Aquí hay que tener en cuenta otra cuestión: los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Todas las Administraciones estamos trabajando en esa línea, atendiendo a los planes estratégicos que ha ido realizando el Gobierno, como la estrategia de economía azul de Canarias, la estrategia de economía circular, de desarrollo industrial o de transición ecológica. Todo esto nos lleva a la especialización e innovación, por lo que la formación del Servicio Canario de Empleo debe ir en ese sentido.

Cada año se realiza, desde el Servicio Canario de Empleo, un análisis de prospección y detección de oportunidades formativas. Un análisis que se hace en cada una de las islas donde tenemos un Consejo Insular de Empleo y Formación, en el que están representados los Cabildos, los Ayuntamientos y los Agentes Sociales y Económicos de cada una de ellas. Con lo cual, esta oferta formativa se desarrolla en función de las necesidades concretas que se tenga en cada una de las islas.

Podemos decir que el Servicio Canario de Empleo va en consonancia con lo que demanda la sociedad y el mercado de trabajo, atrás queda ese viejo mito de que la formación que ustedes ofrecían era la básica…

Sí. Nada tiene que ver con eso. La oferta formativa está publicada en el Boletín de Canarias desde el día 25 de mayo, ahí pueden acceder y visualizar la misma. Puedo comentar que son aproximadamente unas 6.500 acciones formativas, con 710 especialidad y, por ejemplo, hablando de innovación, puedo decir que además de la formación estándar en informática y comunicación que supone el 26% del total, y que incide en programación de páginas web o gestión de redes, entre otros, aparecen muchas nuevas que tratan la ciberseguridad para vehículos, la inteligencia artificial, o el Big Data. No obstante, me gustaría destacar algunas nuevas formaciones en la parte de imagen y sonido, como animación de personajes en 3D, o manejo de drones para la producción audiovisual.

Hay una cuestión clara: la oferta formativa debe estar alineada con la actividad económica.

Si bien en el campo privado parece más sencillo ir actualizándose, la Administración tiene otros plazos y una ardua burocracia. ¿Cómo hace usted para, aún teniendo en cuenta la lentitud de la Administración, mantenerse al tanto y adaptarse tan rápido a estas nuevas tendencias y al rápido cambio del mercado de trabajo?

Aquí hay una cuestión de relevancia, que es la colaboración con los agentes sociales y económicos y la colaboración público-privada. Nosotros consensuamos todas nuestras políticas de empleo con los agentes económicos y sociales, recibiendo sus aportaciones para que los proyectos sean efectivos.

La oferta formativa es un ejemplo claro de este hecho, porque se aprueba en un Consejo General de Empleo, con la participación de Confederaciones, Sindicatos y otros organismos dentro de la Administración como puede ser la Consejería de Educación o la Consejería de Turismo.

Los últimos datos económicos atienden a una ineludible recesión económica. ¿Formará parte la innovación y esta formación de vanguardia de esa recuperación a la que debemos encaminarnos?

Yo creo que está claro, vamos de crisis en crisis continuamente.

Tenemos que tener una capacidad de adaptación total. Hemos hablado, durante la crisis del COVID, de la necesidad de la diversificación económica de Canarias. Toda esta proyección de la formación es un paso más para esa transformación de la economía de Canarias, sin perder de vista que nuestro motor es el turismo y que hay que seguir manteniéndolo. Ahora se hace aún más evidente la necesidad de esa diversificación económica y de ahí que esa oferta formativa haya sufrido un salto cuantitativo y cualitativo con respecto a la anterior para poder adaptarla al mercado de trabajo.

¿Hacia dónde nos dirigimos en Canarias? ¿Dónde incidirá el Servicio Canario de Empleo?

Hay un proyecto de Gobierno en el que se han publicado las estrategias claras, que se encuadran en un espacio temporal normalmente entre los años 2021-2022 y 2030, y todas ellas son las que marcan la formación que desarrolla el Servicio Canario de Empleo.

La gestión de las políticas del Servicio Canario de Empleo van de la mano de todos los programas y estrategias de la planificación del Gobierno.

Ahora que llegamos a final de año, ¿estás satisfecha con el trabajo realizado?

Siempre queda mucho trabajo por hacer. De aquí a final de año trataremos de conseguir todos los objetivos propuestos en cuanto a ejecución de políticas activas de empleo.

Hay que tener en cuenta que hemos sufrido muchísimos cambios. La erupción del volcán supuso un trabajo extra en el Servicio Canario de Empleo, incidiendo en ese convenio de 63 millones de euros en ejecución para la isla de La Palma y todo lo que son las convocatorias nuevas del mecanismo de recuperación y resiliencia que nos han venido de Europa, las cuales tienen un peso bastante específico en la contribución ecológica y digital.

En el Servicio Canario de Empleo hemos aumentado en un 60% el presupuesto, pero trabajamos con los mismos recursos humanos. Me gustaría poner en valor la gran profesionalidad que tienen los empleados y empleadas del Servicio Canario de Empleo, porque toda esta cantidad de nuevas convocatorias no podrían ver la luz sin el gran trabajo que realiza todo el equipo.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias