viernes, diciembre 9, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

El 25% de los trabajadores en España están expuestos a elementos o sustancias cancerígenas en sus empleos

Federación Canaria de Empresas Portuarias celebra la XII edición de su jornada sobre riesgos laborales centrada en el cáncer y el trabajo para convertir la prevención en un plus estratégico que refuerce el posicionamiento del Puerto como espacio seguro.

El evento ha contado con la participación de especialistas como la doctora Teófila Vicente, coordinadora del grupo de cáncer y trabajo de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT).

Se han compartido experiencias exitosas como las ‘safety walks’ como herramienta generadora de cultura preventiva o la utilización de abrasivo de vidrio reciclado en la preparación superficial de buques como alternativa al uso de granalla.

Entre el 21 y el 25% de los trabajadores de los 15 países europeos que actualmente participan en el estudio sobre cáncer ocupacional están expuestos a elementos o sustancias cancerígenas en sus empleos, siendo España de los que alcanzan el 25%, lo que supone tres millones de trabajadores. Con estas cifras la doctora Teófila Vicente, coordinadora del grupo de cáncer y trabajo de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) afirma que se trata “del gran reto del siglo XXI, y aún estamos muy lejos de lo que nos gustaría en cuanto a medidas para combatirlo”, advierte.

Lo ha afirmado hoy en la XII edición de la jornada sobre riesgos laborales organizada por la Federación Canaria de Empresas Portuarias (Fedeport) en la sede de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y que este año se ha centrado en el cáncer y el trabajo y las exposiciones a agentes físicos y químicos como causantes de enfermedades laborales, con el objetivo -según ha explicado el presidente de Fedeport, José Juan Ramos- de poner en común iniciativas, oportunidades, perspectivas y líneas de colaboración entre empresarios, agrupaciones empresariales e instituciones de cada sector, que permitan reforzar la seguridad en las actividades y convertir la prevención de riesgos laborales en un plus estratégico que refuerce el posicionamiento del Puerto como espacio seguro de trabajo. “Estamos seriamente comprometidos con este objetivo, y el éxito de la convocatoria -a la que se han apuntado un centenar de personas de las 200 empresas que aglutina la Federación- nos muestra que hay disposición e interés”, ha asegurado.

El alcalde de la capital, Augusto Hidalgo, quien ha acudido a la inauguración, ha subrayado por su parte la importancia de esta iniciativa “en la mayor zona industrial de Canarias”, porque “no podemos centrarnos primero en el covid, ahora en la inflación, y dejar de lado que seguimos teniendo que hacer un esfuerzo en prevención de riesgos laborales, porque no solo se trata de mejorar las condiciones laborales para no perder poder adquisitivo -que también- sino para no volver a tener accidentes de trabajo como consecuencia de la mejora económica, y aumentar los índices de siniestralidad; eso se evita con información y formación y estas jornadas es lo que pretenden”, ha asegurado.

El objetivo, por tanto, es reducir el riesgo de contraer cáncer ocupacional al mínimo en un entorno como el puerto, donde el trabajo en los astilleros con polvo en suspensión o la utilización de determinados elementos químicos lo convierten en un espacio de especial vigilancia. “El riesgo cero no existe, es uno de los axiomas que manejamos en prevención primaria, pero se puede minimizar al máximo, y si hay una actuación

conjunta -sobre los materiales técnicos haciendo que los límites de exposición sean los mínimos, actuando con todas las medidas de prevención colectiva e individual, y con la máxima precocidad en la detección de los primeros síntomas- más índice de supervivencia vamos a tener”, ha explicado la doctora Vicente.

Los factores de riesgo, según ha puntualizado, no son solo esos elementos químicos o físicos. “Son múltiples factores, utilizamos el concepto de exposoma porque recoge todos los componentes del ámbito laboral, ambiental, los hábitos de vida y las condiciones genómicas de cada persona, que configuran ese todo que favorece la mayor o menor aparición de procesos oncológicos”, ha explicado.

En España no obstante las exposiciones más frecuentes son a la radiación solar, el humo de tabaco ambiental, el sílice cristalino, el polvo de madera, el radón y sus productos de desintegración, el humo de escape de motor Diesel, el benceno, los metales pesados – cromo, cadmio, níquel-, amianto y formaldehído.

Visión 360 grados

Y todos los factores, según la doctora, se pueden combatir. “Hablamos de una visión 360 grados que parte de la evaluación de riesgo, que es la base, y a partir de ahí tomar las medidas preventivas necesarias, realizar una vigilancia de la salud adecuada, detectar el daño, actuar sobre él, volver a evaluar los puestos de trabajo para tomar nuevas medidas preventivas y volver al inicio en un ciclo de mejora continua”.

Y aunque, según dijo “estamos muy lejos de alcanzar el nivel que desearíamos en prevención”, la doctora si quiso lanzar este mensaje a las empresas participantes: “Que se unan a todos los protocolos que se pongan en marcha según vayan avanzando los estudios, y reduzcan la exposición al mínimo con las máximas medidas de seguridad”.

En la jornada también ha intervenido Andrés Fernández, jefe de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Las Palmas, quien expuso casos prácticos de la actuación de esta administración en la detección de amianto en una empresa, o de colaboración con el Seprona, o ante los riesgos derivados del estrés térmico por las altas temperaturas. Y habló de las medidas de evaluación, sanción, denuncia y vigilancia posterior que se toman en cada caso. “Es prioritario que la realización de la actividad laboral diaria no suponga una merma en la salud y seguridad de los trabajadores, siendo tarea de todos el luchar por unas condiciones de trabajo adecuadas donde el trabajador no tenga por qué exponerse a riesgos laborales que sean evitables, adoptando las medidas de prevención y protección necesarias”, declaró en su ponencia.

Para terminar, se expusieron algunas experiencias positivas como los “safety walks” como herramienta generadora de cultura preventiva, la utilización del abrasivo de vidrio reciclado en la preparación superficial de buques, del que habló el director del proyecto Ecogrit, Sebastián Suárez, o de la protección frente a humos de soldadura en el sector de las reparaciones navales, terminando con un repaso a los hábitos saludables como herramienta de prevención a cargo de Elena Ubach, asesora técnica de absentismo y siniestralidad de Mutua Asepeyo.

Igualmente intervino Javier Betancor Perdomo. Responsable PRL, Calidad y Medio Ambiente de Talleres Sanper, quien habló de la Protección frente a humos de soldadura en el sector de las reparaciones navales.

La jornada ha contado con la colaboración de La Autoridad Portuaria de Las Palmas, Mutua Asepeyo, Banco Santander, Cabildo de Gran Canaria y la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias