lunes, noviembre 28, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

El comercio registra buenos resultados, pero adolece de medidas fiscales para mantener su actividad

§  Las ventas del comercio canario crecieron anualmente un 5,2% en tercer trimestre del año, frente al retroceso nacional del 0,7%. De enero a septiembre el avance de ICM canario fue del 7,7% en su comparativa con el mismo periodo de 2021, mientras que la media del país fue tan solo del 0,4%. 

§  Victoria Gonzalez, vicepresidenta cameral y presidenta de la Comisión de Comercio: “para salvaguardar el comercio es necesario que el Gobierno acometa medidas como la eliminación de la franquicia fiscal a importaciones de bajo valor o la implementación de un sistema ágil de devolución del IGIC antes de finalizar la presente legislatura”.

§  José Manuel Garrido, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Cajasiete destacó que “pese al difícil entorno macroeconómico, somos moderadamente optimistas con la evolución de la actividad comercial de cara al último trimestre del año”.

A lo largo del tercer trimestre del año el sector comercial vuelve a registrar uno de los mejores resultados de todo el país, con un crecimiento anual promedio del 5,2%, muy por encima de la media nacional que cae hasta cifras negativas (-0,7%). Resultados positivos que, sin embargo, muestran una tendencia hacia la moderación conforme ha ido avanzando el trimestre, pasando de un crecimiento anual del 6,1% en el mes de julio a un 5,3% en agosto, y cerrando el trimestre con un 4,9% registrado en el mes de septiembre. Así se aprecia en el Índice de Comercio al por Menor (ICM) a precios constantes, indicador que en los primeros nueve meses del año experimentó un crecimiento del 7,7%, posicionándose como una de las mejores cifras de toda España solo por debajo de Baleares, y también muy distanciada de la media del país que, en este caso, se posiciona en un 0,4%.

A la luz de estos datos, la vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y presidenta de la comisión de Comercio Interior, Victoria González, celebra los buenos datos, pero advierte de la necesidad de adoptar medidas que incentiven la actividad comercial para no desandar el camino recorrido: “pese a los buenos resultados de ventas registrados tanto en el trimestre como a lo largo de los nueve meses de este año, hay síntomas como el Indicador de Confianza Empresarial donde se ve cómo los empresarios se muestran prudentes de cara al último trimestre del año y a sus perspectivas para 2023”. 

“Por ello”, prosigue la vicepresidenta cameral, “desde la Comisión de Comercio Interior de la Cámara seguimos reclamando al Gobierno dos medidas fiscales que consideramos clave para el avance del sector. Por un lado, que haga efectiva la supresión de la franquicia fiscal para importaciones inferiores a 150 €, hecho que genera una situación de competencia desleal y que perjudica, sobre todo, a los pequeños comercios, que no pueden ofrecer un precio igualmente competitivo. Eliminar esta bonificación supondría igualar la situación de Canarias con la del resto de España o incluso Europa, donde ya se ha suprimido”.

Por otro lado, desde la Comisión de Comercio cameral también se reclama la implementación de un trámite ágil de devolución de IGIC para los turistas extracomunitarios: “el gasto turístico es clave para la evolución del sector comercial, ya que en Canarias está fuertemente vinculado al turismo, y fomentar el turismo de compras es necesario para el desarrollo del sector. Pero para ello será necesario que se habilite un modelo que permita tramitar de manera ágil la devolución del IGIC a los turistas extracomunitarios mientras todavía estén en las Islas, medida de que adquiere aún mayor relevancia desde que el mercado británico abandonó la UE. La implementación de este sistema, que debería hacerse efectiva antes del final de la presente legislatura, jugará un papel decisivo de atracción de turistas al posicionar a Canarias como un destino tax free”, concluye González.

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Cajasiete, José Manuel Garrido, destacó que “estamos atravesando un difícil entorno macroeconómico con una alta inflación, subida de tipos de interés, altos precios de la energía y las materias primas, además de la complicada situación geopolítica. Aunque todo este escenario trae entre otras consecuencias una importante pérdida del poder adquisitivo de las familias, las cifras de evolución de la actividad comercial en los tres primeros trimestres del año nos hacen ser moderadamente optimistas de cara a este último trimestre del año. Por ello, es necesario seguir apoyando a nuestro sector comercial ya que este supone un peso importante del PIB de Canarias”.

Ambos representantes coincidieron en la necesidad de seguir estimulando al sector comercial no solo para seguir fomentando su crecimiento, sino también para no perder los resultados actuales, donde pese a haber crecido en algunos indicadores por encima de la media nacional, el comercio canario todavía no ha recuperado las cifras previas a la llegada de la pandemia. Así se aprecia en el número de empresas inscritas en la Seguridad Social, dato elaborado por el ISTAC a partir de la información del Ministerio de Trabajo, donde a 30 de septiembre de 2022 Canarias contabilizó un total de 13.891 empresas inscritas en actividades comerciales, incluyendo la reparación de vehículos. Dato que supone un ligero incremento (0,2%) respecto al año pasado, momento en el que Canarias contaba con 13.870 empresas comerciales, 21 más. Este aumento viene motivado exclusivamente por la creación de comercios mayoristas (45 más), ya que los minoristas y la reparación de vehículos a motor cayeron en 22 y 2 empresas menos, respectivamente.  

Canarias, por encima de la media nacional en el mercado de trabajo del sector

Atendiendo al comportamiento del mercado de trabajo, los comercios canarios continuaron generando empleo durante los meses de julio a septiembre. Así se aprecia en el Índice de Ocupación del Comercio Minorista, dato elaborado por el INE que en el tercer trimestre del año creció un 5,4% manteniendo la variación positiva iniciada desde finales de 2021 y siendo casi 3 puntos superior a la de la media del país (2,5%).

Otro indicador donde Canarias vuelve a superar al conjunto del país es la cifra de afiliados a la Seguridad Social, cuyo promedio trimestral se incrementa en un 3,9% respecto al año anterior frente a la variación del 1,5% registrada a nivel nacional. Así, Canarias cierra el mes de septiembre con una suma de 155.622 afiliaciones del sector comercial canario, 5.115 (3,4%) más que hace un año, pero 2.793 menos que en febrero de 2020, cuando alcanzaban las 158.415 afiliaciones a la Seguridad Social.

El número de parados inscritos en oficinas de empleo, por su parte, también registra buenos datos, con una caída en el promedio trimestral del 19,3% que mantiene la tendencia iniciada en 2021 y deja, a fecha de 30 de septiembre, 30.843 parados, 4.862 (un -13,6%) menos que hace un año. Sin embargo, este indicador sí muestra resultados mejores que antes de la llegada de la pandemia, momento en el que las Islas contabilizaron 3.352 parados más en el sector comercial hasta alcanzar un total de 34.195 en febrero del año 2020. 

Perspectivas prudentes de cara a campañas como Navidad o el Black Friday

La elevada inflación, arraigada desde hace meses en nuestra economía, y la necesaria decisión de los bancos centrales de endurecer la política monetaria con progresivas subidas de los tipos de interés afectan directamente a las perspectivas de los comerciantes canarios no solo de cara a los próximos meses, sino también hacia el año 2023. Así se aprecia en los resultados de la encuesta de octubre del Indicador de Confianza Empresarial, donde el comercio fue el sector que peores resultados arrojó con una caída del 5% motivada por un descenso de las respuestas tanto optimistas como en las que apuntan estabilidad a la vista de una situación económica que, más que en el futuro inmediato, supondrá dificultades a lo largo del próximo año. 

Una inflación que, en sus inicios, vino motivada por insumos como la electricidad o los carburantes y combustibles, pero que a día de hoy ya está plenamente instaurada en la cesta de la compra, afectando a grupos esenciales como “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, con un 14,5% de variación anual en el tercer trimestre del año, seguido de “Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar” (7,3%) y “Bebidas alcohólicas y tabaco” (2,9%). Por su parte, el grupo “Vestido y calzado” descendió este trimestre respecto a 2021 un 3,8% en las Islas. 

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias