miércoles, noviembre 30, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

El Consejo Social de la ULPGC propone una reducción de Departamentos que supondría mejor eficiencia y un ahorro de 500.000 euros

Ángel Tristán: “la reforma propuesta encaja perfectamente en el Plan Estratégico aprobado por la Junta de Gobierno y el Consejo Social”.

Solo 45 de los 118 grupos de Investigación se encuentran en los 36 Departamentos, lo que representan el 38,1%.

Los Departamentos impulsados por la LRU han permanecido dentro de la universidad como estructuras inamovibles y actualmente vacías de gran contenido.

Las tareas de investigación, anteriormente tramitadas desde los Departamentos, se han trasladado a los 12 Institutos existentes.

El Consejo Social de la ULPGC ha elaborado un informe que propone una reforma organizativa de los Departamentos universitarios, basada en una reducción y agrupación que podría llegar a suponer el ahorro de hasta 500.000 euros, además de una mayor organización y eficiencia. La nueva reestructuración reduciría los 36 Departamentos actuales hasta unos trece, con una o varias secciones departamentales y una composición más amplia.

Durante la última reunión del Consejo Social, su presidente, Ángel Tristán Pimienta, recordó que los estatutos de la ULPGC permiten la creación o modificación de los Departamentos y consideró que “la actualización de la estructura departamental es una asignatura pendiente, por no haberse afrontado”.

Recordó que en 2016, además de evaluar el funcionamiento de los Institutos, trabajo que realizó el profesor Antonio Falcón, entonces vicerrector de Investigación, el Consejo Social ULPGC detectó la necesidad de fusionar departamentos y adecuarlos a la penetración y crecimiento de los institutos de investigación, como se trasladó a los rectores Regidor y Robaina. “No es, pues, un tema nuevo. Había que afrontar ya este desafío. La universidad tiene el imperativo de la permanente adaptación a las nuevas circunstancias. La ciencia no nos espera y, sobre todo, en estos tiempos tan vertiginosos en los que cada día hay algo que nos cambia la vida. Lejos de dispersar medios hay que concentrarlos de forma responsable y eficiente. La universidad es adaptación continua, fusión de esfuerzos para afrontar los retos cada vez más completos y multidisciplinares, creación de sinergias…. Revisión y actualización, como sistema de trabajo. La reforma que proponemos encaja perfectamente en el Plan Estratégico aprobado por el Consejo de Gobierno y Consejo Social. En realidad viene a ser un mandato”.

“Las transformaciones en el seno de la Universidad –señaló– no se han extendido a todas las estructuras existentes. Los Departamentos impulsados a mediados de los años 80 del siglo pasado, con la Ley de Reforma Universitaria, han permanecido dentro de la universidad como estructuras inamovibles y, en numerosos casos, vacías de un contenido que las justifique, en la actualidad”.

Los objetivos de los Departamentos se encargan de la coordinación de las enseñanzas de uno o varios ámbitos de conocimiento y del apoyo a las actividades investigadoras. La ULPGC posee 118 grupos de investigación y, de los 36 Departamentos existentes, se ha constatado que se realizan funciones de investigación en 15 de ellos y que, en 10 hay asociado un grupo de investigación. El total de grupos de investigación en Departamentos es de 45, lo que representa el 38,1% de los grupos de investigación en la ULPGC.

Los últimos Estatutos de la ULPGC fueron aprobados en 2016 y, a juicio del Consejo Social, han sido un elemento eficaz para la organización de la Universidad. La estructura de Escuelas, Departamentos e Institutos Universitarios es la forma en la que se ha progresado en los últimos años. Sin embargo, no han existido modificaciones importantes en las dos primeras y solamente ha existido un incremento relevante en las unidades de investigación basadas en los Institutos universitarios, que han pasado de tres en el año de aprobación de los estatutos, a 12 en la actualidad. De esa forma, las tareas de investigación, anteriormente tramitadas desde los Departamentos, se han ido trasladando hacia los Institutos.

Según expone el informe del Consejo Social presentado ante el Pleno, la ULPGC se ha esforzado para conseguir una mejora en la gestión académica, iniciando una profunda modificación de las titulaciones que actualmente se basan en Grados y Máster. Por este motivo, los Departamentos han tenido que adaptarse a las necesidades que requieren las titulaciones y, de esta forma, hay Departamentos que han crecido y siguen en crecimiento, frente a otros, que claramente han evolucionado hacia una disminución apreciable. Además, la creación de la Escuela de Doctorado es el método elegido por la ULPGC para centralizar y disponer de los programas de doctorados, que anteriormente se impartían desde los Departamentos o Institutos.

Con todo lo expuesto, la tarea fundamental en los Departamentos se ha centrado en la asignación docente a los profesores para cada nuevo Curso Académico, trasladándose a otras unidades de gestión todo aquello relacionado con los programas de Doctorado y con la mayoría de las líneas de investigación que mantiene la ULPGC, vaciando de contenido las estructuras departamentales”. 

Propuesta organizativa

El Consejo Social considera que la reforma organizativa de los Departamentos es una reestructuración necesaria que no se debe realizar basándose en la distribución actual, ni por la composición del PDI, ni en función de su irregularidad con los Estatutos, sino que es preciso una modificación ambiciosa y coherente, para que las estructuras departamentales tengan estabilidad en la organización universitaria”.

Esta reforma mantiene la existencia de los Departamentos con un mayor número de profesores y de áreas de conocimiento, como por ejemplo, el Departamento de Ciencias Médicas y Quirúrgicas. Además, hay Departamentos que imparten su docencia distribuida en varias Escuelas o Facultades diferentes y existen otros Departamentos con una docencia muy localizada o centrada en una Escuela o Facultad y que, además, sus investigadores están de forma activa en los Institutos de investigación.

En su informe, el Consejo Social propone que las agrupaciones departamentales puedan realizarse bajo las siguientes premisas: equilibrar la docencia en todas las áreas de conocimiento que se imparten, mayoritariamente, en la misma Escuela o Facultad; compartir los recursos orientados a la docencia de los mismos estudiantes o titulaciones, como pueden ser los laboratorios o el personal de administración y servicios; definir las secciones departamentales por áreas de conocimiento para que la agrupación mantenga una estructura dentro del Departamento, y conseguir un Departamento final con actividad investigadora, aglutinando a los Departamentos actuales o no, y siempre cumpliendo con lo contemplado en los Estatutos.

“Desde el punto de visto organizativo de la docencia, las tecnologías de la información han permitido una agilidad impensable hasta hace poco tiempo, liberando a los Departamentos de una actividad y una gestión repetitiva. Las modificaciones que se han realizado en los planes de estudio de toda la universidad han transformado la actividad de muchas áreas de conocimiento. Algunas han crecido y otras han disminuido, pero las estructuras departamentales han permanecido inalteradas. Por ese motivo, un análisis de la composición del profesorado existente en los departamentos de la ULPGC demuestra que existen departamentos que no se podrían constituir de acuerdo con el actual estatuto de la ULPGC. Si se le añade al análisis la previsible evolución del profesorado de la ULPGC, se obtiene que, a muy corto plazo, hay Departamentos que no podrían constituirse”.

Una propuesta organizativa, en función de las Facultades y Escuelas, podría ser una opción, generando, a su vez, las secciones departamentales para que la transición sea lo menos brusca posible. El personal funcionario adscrito a los Departamentos, que no forme parte de la nueva estructura de la ULPGC, podrá tener un nuevo destino dentro de la Universidad o, en caso de vacantes, amortizar ese puesto para que su coste pueda dedicarse a plazas de nueva creación de superior categoría profesional, apostando por una carrera funcionarial y laboral altamente demandada por el PAS.

De forma paralela, el Consejo Social apuesta por incrementar los recursos que actualmente se ponen a disposición de los Institutos Universitarios, donde reside la mayor parte de la investigación que se desarrolla en la ULPGC.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias