miércoles, noviembre 30, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

El drama de los inmigrantes en Canarias

Aunque el término inmigrantes para mí se ha convertido en concepto despectivo hacia la población africana, algo que tampoco es nada nuevo, pero que dada la situación que estamos viviendo con la pandemia, hace que la crispación social se acentúe.

De momento invito a que vean “Adú”, ganadora de varios premios Goya. Quizás entiendan entonces algo, todo dependerá de la mente que tenga cada uno, pero yo sigo confiando en que seamos capaces de reinventarnos después de que pase todo este dilema con los inmigrantes. Estamos en unas islas y resto del país en la que se nos llena la boca diciendo que somos solidarios.

Pues bien, quizás lo adecuado entre comillas porque claro que lo somos para lo que nos interesa. 

Por ejemplo: si muere un senegalés o saharaui en un accidente y sus órganos pueden salvar vidas ¿alguien se negaría a recibirlo?. Cierto es que se mantiene la privacidad del donante, pero imaginemos que por cosas de la vida nos enteramos. Chiquito caos se podría montar. O no, a lo mejor ahí podemos darnos cuenta de que todos somos humanos, y como diría Pablo López “Somos hijos del mismo Dios”.

Aquí en Tenerife existe una gran polémica con los inmigrantes que están acampados en Las Raíces (La Laguna). Que si hay peleas, enfrentamientos…. Claro, pero no hablamos de personas isleñas o peninsulares que se pasan las leyes por el arco del triunfo. Pero claro, no es lo mismo.

Es como aquellos racistas que dicen que si les tiene que apuñalar que sea uno de España El drama de los inmigrantes en Canarias que un “moro o sudaca de mierda”.

Les invito, sobre todo a aquellos que se las dan de católicos, apostólicos y romanos, que pasen por Las Raíces; que tengan las narices de pasar por allí y verles sus caras, sus expresiones, sus ojos. En serio, si les queda algo de humanidad háganlo y después reflexionen, si es que saben o que significa reflexionar.

Ellos quieren irse, incluso volver a su tierra aunque sigan pasando miserias, porque lo único que les queda se encuentra allí, en su país, que es su familia.

Vinieron, y lo recalco cada vez que puedo, engañados por mafias. La mafia que hay allí y la mafia que hay en estas islas pero en donde todos nos callamos, porque ya eso es cruzar la línea de la integridad de tu vida.

No, ellos no son el problema, lo somos nosotros. Mejor dicho, son quienes se ponen una venda y se tapan los oídos, precisamente para evitar esto que estoy redactando.

No se trata de deportarlos, se trata de proyectar un futuro a medio plazo, en donde se invierta allí y de esa manera cumplir con la Ley de Derechos Humanos.

Más noticias

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias