sábado, julio 24, 2021
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Emilio Fernández: “La innovación para Aqualia es esencial para avanzar en la gestión sostenible del agua”

- Publicidad -

Aqualia es una compañía líder en el sector del agua en España, ¿Desde cuándo lleva Aqualia en España y cómo está siendo la actividad en números y datos hoy en día en las islas?

Aqualia es la compañía líder en el sector del agua en España. Trabaja en Canarias desde hace 32 años donde en la actualidad da servicio a más de 1.000.000 habi­tantes en 18 municipios de las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lan­zarote. Cuenta con una plantilla de casi 400 profesionales, más de un 95% de ellos canarios, trabajando localmente, a lo que hay que añadir un soporte estructural de 50 espe­cialistas.

¿Sigue siendo Canarias un punto estratégico para Aqua­lia? ¿Por qué?

Debido principalmente a los grandes retos en lo que se refiere a la gestión del agua y también consecuencia de la cifra de nego­cio que representa el archipiélago para Aqualia. Un reto crítico sería realizar una gestión eficiente del recurso, algo que cobra cada vez más importancia por el cambio cli­mático; para cumplir este objetivo estamos convencidos que puede ayudar en gran medida la tecnolo­gía de desalación a bajo coste que queremos implantar a través del proyecto MIDES.

Recientemente, Aqualia anunció que había patentado una nueva tecnología para des­alar agua sin aporte externo de electricidad, ¿qué sistema es este y en qué va a mejorar?

Se trata de un proyecto llama­do MIDES, es un proyecto revo­lucionario cuya patente tiene la empresa, junto a otras 18 patentes. La reducción del consumo ener­gético en el proceso de desalación es uno de los principales objetivos del sector de la gestión del agua. En este sentido, la desalación tradicional por ósmosis inversa requiere de 4kwh de energía por metro cúbico de agua. Los prime­ros prototipos de la tecnología, basada en la célula microbiana de desalación y con una capacidad de 3.500 L/día, están en operación en dos instalaciones gestionadas por Aqualia en Fonsalía, Tenerife y Denia (Alicante). El de Denia entró en servicio en el verano de 2020 y se alimenta de agua salobre, mientras que el de Tenerife comen­zó a operar a principios de 2021 con agua de mar. Una vez que cada unidad haya completado un año de funcionamiento se contempla su ampliación y despliegue en otras localizaciones.

“Hemos de tratar de conseguir que una parte significativa de los fondos de recuperación sean destinados para la mejora de las infraestructuras hidráulicas en el archipiélago a través de inversiones millonarias en las infraestructuras de distribución”

Todo ello denota que Aqua­lia está muy comprometida con el desarrollo de Patentes y en investigación…

Todas las patentes de Aqualia están enfocadas a repensar fórmu­las y soluciones para la gestión eficiente de los recursos hídricos, poniendo el foco en la circulari­dad del ciclo integral del agua. Los procesos desarrollados abordan los retos del tratamiento sostenible de las aguas residuales y la conversión de depuradoras en biofactorías. De esta manera, Aqualia contribu­ye activamente a luchar contra la emergencia climática integrando líneas de investigación para recu­perar materiales de los residuos y convertirlos en subproductos que puedan tener una nueva vida.

¿Tan importante es la inno­vación para la compañía?

La innovación para Aqualia es esencial para avanzar en la gestión sostenible del agua. En la compa­ñía aspiramos a que, a través de nuestra innovación, se rompa con las prácticas menos sostenibles del sector. En un contexto de transfor­mación potenciado por la llegada de fondos europeos, la I+D+i se erige en piedra angular para atraer las inversiones y el talento necesa­rio para que el agua ocupe el lugar que merece en una nueva econo­mía marcada por la sostenibilidad, la circularidad y la digitalización.

¿Qué papel juega la colabo­ración público-privada en la in­novación en materia de agua?

La colaboración pública-priva­da resulta esencial en la gestión del agua. Las autoridades públicas son las que nos orientan en sus reque­rimientos y nos apoyan al cubrir ciertos riesgos con los programas de cofinanciación. En lo referen­te al desarrollo de proyectos de I+D+i, como entidad privada co­laboramos con las universidades para que puedan lanzar al mundo real sus “creaciones” de laborato­rio y convertirlas así en soluciones reales a escala industrial. También ayudamos a las administraciones a convertir las inversiones públicas en actividad económica sostenible origen de empleo y prosperidad

¿Cree que es una buena no­ticia la llegada de los Fondos Next Generation para la recu­peración del sector del agua en Canarias?

El presupuesto a largo plazo de la Unión Europea, llamado Next Generation, será el mayor paque­te de estímulo jamás financiado a través del presupuesto de la UE. Desde el sector del agua, hemos de tratar de conseguir que una parte significativa de los fondos de re­cuperación sean destinados para la mejora de las infraestructuras hi­dráulicas en el archipiélago a través de inversiones millonarias en las infraestructuras de distribución de agua, gracias a las cuáles se reduci­rán considerablemente las pérdidas de este recurso. También es necesa­ria la dotación de redes de alcanta­rillado, renovación y construcción de plantas depuradoras de agua re­sidual y el proyecto y construcción de nuevas plantas desaladoras.

Este año, los fondos de re­construcción europeos vienen sustanciales, son un aporte in­teresante, me imagino que en este sentido Aqualia está muy positivo con estos fondos, ¿es así?

Así es, nosotros en este como en otros proyectos que también hemos dejado atrás, pero no por ello son menos importantes. Hay uno en concreto que consiste en valorizar los productos que tiene el agua del mar, enmarcado en la línea de eco­nomía circular. Consiste en que las sales, en vez de verterse otra vez al mar tras la desalación, se utilicen mediante un proceso de tratamiento para obtener algunos minerales que el mar contiene de forma natural y que se obtiene para múltiples usos.

Muchos de estos proyectos efec­tivamente los hemos conseguido en consorcios multidisciplinares con otros países, con universidades, con otras empresas privadas, PYMES. Tenemos mucha experiencia en trabajar en proyectos con fondos europeos. Para nosotros nos resulta una oportunidad fundamental.

Debemos remar juntos para que vengan la mayor cantidad po­sible de fondos europeos para la gestión del agua, ya que por los retos comerciantes a los que nos enfrentamos en Canarias se justi­fica dentro del marco de empleo de estos fondos que el agua es un agente fundamental. Creemos que hay muchos proyectos importan­tes que pueden ser financiados con estos fondos, hemos informado a los ayuntamientos a los que pres­tamos servicios decenas de proyec­tos que tienen perfecta financiación con estos fondos.

Me gustaría preguntar acerca de los diferentes pro­yectos en I+D+I en Canarias, ¿Por dónde va la línea en este sentido?

Nosotros tenemos una línea de economía circular, otra línea de co­eficiencia y otra línea de gestión in­teligente de servicios. En Canarias, a parte del proyecto MIDES, hemos implantado con éxito un tratamien­to de agua de unas de las galerías que abastecen al municipio del Puerto de la Cruz, que tradicional­mente traía un agua que era apta con restricciones según los parámetros que establece el Real Decreto, por presencia de nitratos. Los nitratos son un componente químico que procede de los pesticidas que anti­guamente se utilizaban en la agri­cultura, y se filtraban en el subsuelo contaminando las masas subterrá­neas de agua. Esta planta, con un 40 % menos de consumo de energía que una planta convencional, lo que hace es tratar el agua que contiene estos nitratos para eliminarlos con un 100 % de efectividad.
Adicionalmente tenemos otro proyecto I+D+I ensamblado con este, que consiste en que ese recha­zo del agua con alto contenido en sales lo tratamos con unos palets, unos restos de poda de madera na­tural, que mediante una reacción química eliminan por completo este compuesto y que se pueda verter de forma inocua a la red de alcantarilla­do con unas propiedades favorables para el agua residual. Lo principal del proyecto es que conseguimos, mediante unas membranas experi­mentales ya testadas, que emulan el funcionamiento de filtrado del riñón humano, podemos filtrar esta agua y con un consumo energético un 40 % menos que con un trata­miento convencional por osmosis inversa.

Más noticias

- Publicidad - spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias