viernes, febrero 3, 2023
.spot_img

También te puede interesar

Francisco Cabrera Panasco: “Una revisión rutinaria puede salvar la vida de un fumador”

Qué papel juegan los dentistas en el control del tabaquismo?

Si tenemos en cuenta que los dentistas somos los profesionales sanitarios que antes y mejor podemos diagnosticar las lesiones malignas y premalignas que se producen en la boca como consecuencia del tabaco, y que el cáncer oral es uno los diez cánceres más frecuentes, nuestro papel en el control del tabaquismo es imprescindible. Desde el Colegio de Dentistas de Las Palmas, en colaboración con la Fundación Canaria Dental, mantenemos una labor responsable frente al tabaco y sus nuevos productos basados en nicotina –cigarrillos electrónicos y tabaco calentado– y desarrollamos una actividad continuada de concienciación y promoción de la salud bucodental y general.

Con el objetivo de involucrar a los dentistas y a la profesión en la toma de decisiones frente a la promoción del tabaco y del vapeo, participamos en importantes estrategias de trabajo para el desarrollo de políticas de prevención. En los últimos años, hemos intervenido en encuentros profesionales del más alto nivel en esta materia, dirigidos a mejorar la normativa comunitaria. También, hemos suscrito manifiestos junto a sociedades científicas y asociaciones profesionales sanitarias europeas, nacionales y regionales, y remitido comunicados a los medios y escritos a la administración sanitaria, posicionándonos en contra de campañas como “La Graciosa Sin Humo” o de la suspensión de la prohibición de fumar en las terrazas de Canarias, impuesta durante la pandemia de la Covid-19, motivo de la reunión mantenida el pasado 14 de abril con el Consejero de Sanidad.

¿Cuáles son los peligros de fumar y vapear para la boca?

En el caso de la salud oral, el tabaco favorece la enfermedad periodontal y compromete la efectividad de los tratamientos bucodentales, como el de implantes dentales o el periodontal. Además, predispone a padecer lesiones orales que pueden llegar a ser malignas y poner la vida en riesgo.

En cuanto a los cigarrillos electrónicos y al tabaco calentado, no son ni mucho menos inocuos, al contrario, originan la muerte de numerosas células de la mucosa oral y esto incrementa el riesgo de infecciones. Son tan nocivos para las encías y los dientes como los cigarrillos convencionales. Además, los tejidos de la boca y del tracto respiratorio quedan expuestos a los compuestos químicos y tóxicos que produce el calentamiento de la glicerina, el propilenglicol, la nicotina y los aromas contenidos en los líquidos de estos productos. También liberan carcinógenos, como el formaldehído, el glicidol y el óxido de propileno, con potenciales riesgos para la salud.

¿Cómo actúa su Colegio en una de las comunidades autónomas con mayor número de fumadores?

En efecto, la última Encuesta Europea de Salud en España publicada en 2021 por el INE nos dice que Canarias, con un 20,7 por ciento, ocupa el quinto lugar de fumadores diarios a partir de los 15 años. Ante estos datos, como es lógico, para nuestro Colegio es una prioridad informar a la población de nuestra provincia, y a los jóvenes en particular, que son un gran objetivo para la industria tabaquera, sobre los efectos perjudiciales del tabaco para su salud oral y general, y dar a conocer el importante rol de las clínicas dentales en la prevención.

Nuestras campañas de concienciación, como las relacionadas con el Día Mundial Sin Tabaco, que celebramos cada 31 de mayo, y las de prevención, en las que se involucran anualmente clínicas dentales de Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote, realizando revisiones gratuitas para la prevención del cáncer oral, son continuas. En nuestra última campaña informativa, pusimos a disposición de los más de 700 dentistas de la provincia, folletos divulgativos para su distribución entre los pacientes de las clínicas dentales. También, los enviamos a los adolescentes y jóvenes de 249 centros educativos, a todas las facultades de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y a las dos universidades privadas de la provincia.

Ustedes señalan que los dentistas pueden salvar la vida de fumadores y vapeadores…

En efecto, una revisión rutinaria puede salvar la vida de un fumador, porque la identificación de las lesiones precancerosas que realizamos los dentistas, puede ser clave para combatir a tiempo el cáncer oral, una enfermedad que los fumadores severos tienen siete veces más probabilidades de desarrollar y que ocasiona cerca de 1.500 muertes al año en nuestro país. También los fumadores pasivos, según confirman investigaciones recientes, podrían tener un 51 por ciento más de riesgo de desarrollarlo al recibir la nicotina y otros químicos tóxicos al igual que los fumadores.

Hablamos de una enfermedad mortal que, detectada a tiempo, tiene un alto índice de supervivencia pero que, a menudo, pasa desapercibida durante sus estadios iniciales, lo que supone que la tasa de supervivencia, a los cinco años, sea de tan solo el 50 por ciento. La revisión bucodental cada seis meses y el control preventivo, basado en la detección, el diagnóstico y el tratamiento precoz, permiten detener o retrasar su progreso; de ahí, su vital importancia.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias