viernes, diciembre 9, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Fundación Cepsa y Aspercan abogan por la inclusión educativa y laboral de las personas con Síndrome de Asperger o TEA

Desde que se conocieran las organizaciones galardonadas en 2020, Fundación Cepsa permanece en contacto con ellas, interesándose por el desarrollo y materialización de las actuaciones reconocidas en la pasada edición de los Premios al Valor Social.

Con este motivo ha visitado a la Asociación Asperger Islas Canarias (Aspercan), que apuesta por la inclusión y la visibilización de las personas con Síndrome de Asperger o Trastorno del Espectro Autista (TEA). A través del proyecto ‘ReseTEA: activismo y autorrepresentación autista’, galardonado en la última edición de los Premios al Valor Social de Fundación Cepsa, desde principios de año se puso en marcha una iniciativa dirigida al empoderamiento de las personas autistas participantes, mayoritariamente de entre 18 y 30 años, de las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote.

Alrededor de 4.000 personas afectadas forman parte activa del proyecto, que se prolongará hasta diciembre, con el que se pretende acabar con las altas tasas de desempleo y acoso escolar que viven estas personas. Esta acción incidirá, además, en la toma de conciencia por parte de la población en general de las capacidades de dicho colectivo, teniendo en cuenta que la acción repercutirá en cerca de 20.000 personas de centros educativos y de empresas de las Islas.

La responsable de Fundación Cepsa en Canarias, Belén Machado, que fue recibida por la vocal de la Junta Directiva de Aspercan, Verónica Aguilera, quien le mostró los avances y la evolución del proyecto, destacó en el encuentro el “carácter global del proyecto, que pone el acento en la experiencia de las propias personas con Síndrome de Aspergen y TEA, así como en las labores de sensibilización y en la elaboración de guías sobre la actuación con estos colectivos dirigidas a centros educativos y empresas”. Una acción con la que, insistió, “se incide en dar visibilidad a este colectivo y propiciar su integración”.

Por su parte, Verónica Aguilera explicó que “la colaboración de Fundación Cepsa ha contribuido a que se conozcan más las capacidades del colectivo, como son la atención al detalle, la memoria o la capacidad de absorber una gran cantidad de información. Su apoyo ha ayudado a que se vaya más allá de la mera oferta de actividades y que los beneficiarios del programa no sean meros receptores pasivos, sino agentes del cambio, protagonistas con metas e ilusiones”

Se trata de que estos “adultos con Asperger, con su trabajo de sensibilización a la sociedad, abran el camino a los chicos Asperger más jóvenes: ellos caminan para que los pequeños mañana puedan correr”. Asimismo, incidió en que los beneficios del proyecto se han dejado ver ya “en la mejora de la autoestima en los grupos de menores de edad en los que se imparten talleres, el autoconocimiento o autorrepresentación y la mejora de la comunicación, así como su empoderamiento en un contacto cara a cara con la sociedad”. Gran implicación del colectivo Las acciones desarrolladas han puesto el acento en la inclusión social de este colectivo, al mismo tiempo que se ha apostado por tejer una red de colaboración cercana y directa que permite a los adultos de la Asociación servir de ejemplo de superación a los más pequeños.

En esta línea, el propio colectivo de personas con Síndrome de Asperger y TEA ha impartido, con el apoyo de un equipo técnico, talleres dirigidos a niños y jóvenes con diagnóstico temprano, e incluso tardío, de la enfermedad, para que estos cuenten con un referente en su etapa educativa, así como mejorar su autoestima, autoconocimiento y el conocimiento del medio en el que se mueven. Otra de las iniciativas se ha centrado en la elaboración, también con la participación del propio colectivo, de guías de sensibilización, tanto para el profesorado del Archipiélago, como para la red de empresas de Canarias, cuyo contenido ya está finalizado, pendiente tan solo ya de la maquetación para poder distribuirlas en colegios y empresas.

Por otra parte, los centros escolares se han convertido en sede de formaciones grupales, tanto para los equipos docentes como para el alumnado, no solo para dar a conocer el síndrome y derribar los mitos en torno al mismo, sino también para ahondar en la metodología que se requiere para atender y normalizar, en clases ordinarias, la inclusión de estas personas con Síndrome de Asperger o con TEA. Una formación que se extrapola también a las empresas. Hasta la fecha, el número de charlas en el ámbito educativo asciende a 60, además de 45 en el ámbito empresarial.

Premios al Valor Social Los Premios al Valor Social son una de las iniciativas más destacadas de Fundación Cepsa. El objetivo de estos galardones se centra en apoyar a las personas, colectivos y sectores menos favorecidos, además de impulsar los valores solidarios y promover el desarrollo educativo y cultural. Para ello, la entidad cuenta con la implicación de los profesionales de Cepsa, que apadrinan los programas que las asociaciones de Canarias presentan a los Premios al Valor Social. La convocatoria de la edición 2021 de los Premios se abrirá el próximo 9 de septiembre.

de que estos “adultos con Asperger, con su trabajo de sensibilización a la sociedad, abran el camino a los chicos Asperger más jóvenes: ellos caminan para que los pequeños mañana puedan correr”. Asimismo, incidió en que los beneficios del proyecto se han dejado ver ya “en la mejora de la autoestima en los grupos de menores de edad en los que se imparten talleres, el autoconocimiento o autorrepresentación y la mejora de la comunicación, así como su empoderamiento en un contacto cara a cara con la sociedad”. Gran implicación del colectivo Las acciones desarrolladas han puesto el acento en la inclusión social de este colectivo, al mismo tiempo que se ha apostado por tejer una red de colaboración cercana y directa que permite a los adultos de la Asociación servir de ejemplo de superación a los más pequeños. En esta línea, el propio colectivo de personas con Síndrome de Asperger y TEA ha impartido, con el apoyo de un equipo técnico, talleres dirigidos a niños y jóvenes con diagnóstico temprano, e incluso tardío, de la enfermedad, para que estos cuenten con un referente en su etapa educativa, así como mejorar su autoestima, autoconocimiento y el conocimiento del medio en el que se mueven. Otra de las iniciativas se ha centrado en la elaboración, también con la participación del propio colectivo, de guías de sensibilización, tanto para el profesorado del Archipiélago, como para la red de empresas de Canarias, cuyo contenido ya está finalizado, pendiente tan solo ya de la maquetación para poder distribuirlas en colegios y empresas. Por otra parte, los centros escolares se han convertido en sede de formaciones grupales, tanto para los equipos docentes como para el alumnado, no solo para dar a conocer el síndrome y derribar los mitos en torno al mismo, sino también para ahondar en la metodología que se requiere para atender y normalizar, en clases ordinarias, la inclusión de estas personas con Síndrome de Asperger o con TEA. Una formación que se extrapola también a las empresas. Hasta la fecha, el número de charlas en el ámbito educativo asciende a 60, además de 45 en el ámbito empresarial. Premios al Valor Social Los Premios al Valor Social son una de las iniciativas más destacadas de Fundación Cepsa. El objetivo de estos galardones se centra en apoyar a las personas, colectivos y sectores menos favorecidos, además de impulsar los valores solidarios y promover el desarrollo educativo y cultural. Para ello, la entidad cuenta con la implicación de los profesionales de Cepsa, que apadrinan los programas que las asociaciones de Canarias presentan a los Premios al Valor Social. La convocatoria de la edición 2021 de los Premios se abrirá el próximo 9 de septiembre.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias