miércoles, junio 29, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Javier Molowny: “Nosotros apostamos por una arquitectura sincera”

“Nosotros
apostamos por una
arquitectura sincera”

¿Cómo está la situación de este sector en Canarias bajo vuestra perspectiva profesional?

Bajo nuestra perspectiva, como estudio de arquitectura, hemos notado que en los últimos años el volumen de negocio ha aumentado. En el estudio han entrado proyectos de mayor envergadura estos últimos 4 años, sobre todo proyectos residenciales o residencial-turístico en el sur de la isla. La mayor parte de ellos son clientes de península que invierten en Canarias y, paradójicamente, el cliente final muchas veces no es canario, es peninsular o extranjero

La arquitectura también ha evolucionado en Canarias en los últimos tiempos, asistimos ahora a nuevas formas de construir, a nuevas tendencias, ¿se adapta bien el archipiélago a esas tendencias o somos un poco reticentes?

Yo creo que, en cierta manera, hay una arquitectura de Canarias, no vinculada a lo tradicional sino a las condiciones insulares y a los materiales a los que tenemos alcance. Se trabaja mucho con hormigón en sus diferentes texturas, con materiales locales, con bloque, no tanto con otros materiales como puede ser en península el ladrillo. Y yo creo que eso junto con el clima que tenemos que puede ser incluso un condicionante del proyecto, casi como un material más. Se ha generado de hace unos años una forma de construir en Canarias que se reconoce, no solo en las islas sino también a nivel nacional e, incluso, internacional con premios constatados por diferentes compañeros de renombre.

¿Ha llegado el sistema de construcción modular a las islas?

Hay varias empresas que están fomentando la construcción mediante sistemas modulares, es decir, arquitectura en seco, viviendas prefabricadas. Eso facilita la rapidez de ejecución de la vivienda, la limpieza de obra, pero también es cierto que el cliente tiene que confiar en ese sistema constructivo novedoso que muchas veces no es sencillo. Es cierto que hay novedades constructivas y cada día todo mejora.

¿Por qué tipo de arquitectura apuesta este estudio?

Nosotros apostamos por una arquitectura sincera, nos gusta que el hormigón sea hormigón, el vidrio sea vidrio, la pureza del material junto con todas sus posibilidades y las diferentes texturas con las que se puede acabar. Nos gustan los proyectos sencillos y, sobre todo, dar respuestas a las demandas del cliente en cuanto a programa de usos, siempre nos gusta sorprenderle de alguna manera y darle más de lo que él pide.

 Hacemos alusión al programa de usos que el cliente pide como el número de habitaciones, pero también tenemos en cuenta otros factores que quizá el cliente, por inexperiencia, no tiene en cuenta como la orientación, si hay viento en la zona, las vistas y una serie de circunstancias para que el proyecto final sea de la satisfacción del mismo pero que a su vez, a nosotros, como estudio de arquitectura, nos sume.

¿Hay problemas para encontrar a profesionales cualificados o esta profesión se ha nutrido en Canarias de profesionales capacitados a la altura de un estudio como este?

 Yo creo que sí hay compañeros con estudios de primer nivel, no solo en Tenerife, sino en las islas en general. En su momento, años atrás, la crisis hizo cierta limpieza y muchos compañeros se derivaron a otros sectores totalmente diferentes de lo que es la arquitectura y los estudios que se han consolidado con el tiempo y han progresado entiendo que ya tienen cierta consistencia y son capaces de desarrollar proyectos de una envergadura considerable.

Las tendencias han variado a lo largo de los años, hemos pasado de emplear líneas futuristas a combinar lo tradicional con lo nuevo, ¿hacia dónde está evolucionando la arquitectura?

Yo creo que cada estudio de arquitectura tiene su línea proyectual vinculada a cada persona que forma parte de ese estudio y está claro que cada proyecto es diferente. No es lo mismo una intervención en un edificio histórico que en una obra nueva. Como te comenté con anterioridad, hay que analizar cada proyecto y dar la mejor respuesta al cliente. Por ejemplo, en una intervención de un edificio histórico yo no creo en la mimesis con lo antiguo sino en intervenciones con materiales contemporáneos y que se diferencie lo antiguo de lo nuevo poniendo en valor lo antiguo. La obra nueva tiene que atender a los estándares contemporáneos de construcción y visión arquitectónica.

Por suerte, vemos como proliferan los estudios en Canarias, no hay que ir fuera para encontrar a buenos arquitectos, pero, ¿cuáles dirías que son los puntos fuertes de este estudio para llegar a convertirse en la referencia en la que se están convirtiendo actualmente en las islas?

Uno de nuestros puntos fuertes es analizar muy bien el proyecto en primera instancia para ir aportando ideas con el fin de que el producto final sea de la máxima satisfacción. Siempre nos gusta sorprender al cliente con algo novedoso que mejore las expectativas iniciales del proyecto. El trato cercano y la profesionalidad queremos pensar que son dos cualidades que hacen que este estudio se posicione a día de hoy y que pueda tener acceso a los proyectos que tenemos.

¿Están preocupados por la crisis de desabastecimiento de algunos productos que puede afectar a la actividad?

 La verdad que sí. Es un problema bastante importante que nos está afectando de cara a la ejecución de obras. Tenemos casos en los que se ha pedido una licencia de obra bajo un presupuesto, dicha licencia se ha demorado y, actualmente, al recibir la licencia a la constructora no le interesa la obra porque los costes se han disparado y no obtiene beneficio alguno. También otro problema es la demora en conceder las licencias municipales, no es de recibo que se demore una licencia más de dos años. Tiene que haber más apoyo desde las entidades municipales, quizá el personal es insuficiente, tienen un colapso de años atrás, pero sea cual sea el problema hay que solucionarlo de cara a la construcción y a la arquitectura en las islas

¿Qué proyectos vislumbra este estudio para el año que viene?

Actualmente estamos trabajando en varios proyectos residenciales de cierta envergadura. Estamos redactando un proyecto de 60 viviendas en El Médano, un hotel de obra nueva en la zona de Amarilla Golf que cuenta con 88 apartamentos y un proyecto de 67 viviendas en Adeje. La mayoría de proyectos importantes a los que estamos vinculados son residenciales o residencial-turístico.

¿Está experimentando la zona sur un mayor impulso en lo que a viviendas de calidad se refiere?

 Sí, es cierto que el sur desde hace unos años se ha convertido en el motor de la isla y en el lugar donde se genera la actividad económica más importante. Es por ello que inversores nacionales e internacionales apuestan por esa zona de la isla para ofrecer ya no solo sol y playa, sino otros elementos como la gastronomía

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias