jueves, diciembre 1, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

José Carlos Francisco: “El REF no es un asunto menor, es lo único que tenemos”

¿Está Canarias recuperando lo que se ha perdido en el último año y medio de crisis?

En los primeros 8 meses de pandemia la economía cayó un 20 %, aproximadamente. Nosotros estimamos que este año recuperaremos un 7 % del PIB, por lo que estaremos con un 13 % de caída con respecto al año 2019, esperemos que esa pérdida se recupere en el año 2022. Nuestras estimaciones están siendo que a principios del año 2023 la economía habrá tomado un curso parecido al del año 2019. Esta es la previsión que hemos mantenido durante los últimos meses, somos muy precavidos en este sentido.

La pandemia ha sido muy dura y muchas empresas no han conseguido sobrevivir, de hecho, islas como Lanzarote estiman que un 20 % de las PYMES no volverán a abrir después de esta recuperación; en el caso de Tenerife, ¿se quedan muchas empresas por el camino?

Lanzarote y Fuerteventura son probablemente las dos islas que más han sufrido la crisis del covid, ya que al ser una crisis de movilidad y, al ser estas islas especialmente turísticas, han padecido más que las islas capitalinas, las cuales tienen una economía un poco más equilibrada. En mi opinión, el caso de Lanzarote es más agudo, pero también en el resto de islas se van a producir cierres, liquidaciones y concursos en el próximo año y en el siguiente. Será en menor porcentaje, pero hay que estar preparados para que bastantes empresas cierren, también en Tenerife.

Se habla ahora de una falsa sensación de recuperación de las empresas, puesto que están subsistiendo gracias los créditos ICO, los ERTEs y demás. ¿Estamos, entonces, ante un espejimo?

Siguiendo la terminología médica, lo que se ha aplicado son medidas paliativas, no son medidas que curan la enfermedad, pero sí aplaca sus síntomas y permiten estar en un estado de supervivencia. Esas medidas paliativas no van a durar siempre, se acabarán, ahí es donde empieza el dolor, esto es lo que nos va a pasar en cuanto a economía. Las medidas han sido muy eficaces y han ayudado, precisamente en eso se ha diferenciado la política económica de esta crisis frente a la crisis anterior de 2008. Tanto los gobiernos centrales como los bancos han actuado muy rápido con medidas expansivas, eso nos ha permitido estar superando la crisis con menos dolor del que era previsible.

Sin embargo, es cierto que cuando todas estas medidas comiences a replegarse, tendemos grandes problemas de supervivencia en muchas de las empresas. Muchas de ellas no podrán hacer frente a todas las deudas.

¿Llegan tarde esas ayudas?

Claro que las ayudas hubiesen sido mejor hace 4 meses que ahora, pero no es sencillo buscar el dinero, articular cómo se va a hacer, llevarlo a concurso, que las empresas soliciten y adjudicar. No obstante, ya se han empezado a abonar las cantidades estipuladas a las empresas pequeñas y a autónomos. Esperemos que esté todo repartido antes de diciembre para ayudar a la economía, sobre todo si las empresas se dedican a pagar deudas.

Recientemente, hablaba la ministra Yolanda Díaz sobre una posible subida del salario mínimo interprofesional (SMI). Llevamos meses debatiendo este tema, la mayoría de las organizaciones han dicho que no es momento para establecer estas medidas, ¿qué sostiene la CEOE de Tenerife?

El SMI es un tema muy debatido en la literatura económica, no es un asunto que se presente ahora. La mayoría de los autores sostiene que la subida del SMI puede crear más desempleo y más economía irregular, ya que esas subidas hay que hacerlas con mucho mimo.

España ha hecho dos subidas enormes en este sentido; a mí se me antoja que, en estas circunstancias, subir el SMI por encima de la inflación es una apuesta arriesgada que va a acarrear problemas en vez de generar soluciones. Dificulta también la entrada de los jóvenes al mercado de trabajo, por ello reitero creo que la subida no debe ser superior a la inflación.

La crisis en Canarias está más acuciada si cabe que en otras partes del territorio nacional debido a la dependencia de la mayoría de nuestro PIB del turismo. ¿Debe Canarias luchar por desarrollar otros sectores que diversifiquen un poco la economía?

Este es un debate que siempre se mantiene abierto. El sector turístico va a seguir siendo el principal sector económico y creador de empleo, el pilar sobre el que se sustenta la economía de las islas. Eso no quiere decir que en las islas no tengamos que intentar buscar nuevos nichos de negocio, nuevos mercados, tenemos que intentar tener empresas que exporten más, más internacionalizadas, empresas tecnológicas más vinculadas a nuevas economías. Debemos hacer hincapié en energías renovables, tendremos que hacer empresas dirigidas a economía circular, hay muchas oportunidades para avanzar.

Dicho esto, creo que muchos se equivocan pensando que lo ideal es quitar el turismo para poner otra cosa, el planteamiento es desarrollar turismo, que siga siendo competitivo, que siga siendo líder y complementarlo con nuevas actividades de otros sectores, a ser posible punteros con nuevas tecnologías; pero no para sustituir el turismo, sino para complementar.

Tenemos que intentar
buscar nuevos
nichos de negocio,
nuevos mercados,
tenemos que intentar
tener empresas que
exporten más, más
internacionalizadas,
empresas
tecnológicas más
vinculadas a nuevas
economías. Debemos
hacer hincapié en
energías renovables,
tendremos que
hacer empresas
dirigidas a economía
circular, hay muchas
oportunidades
para avanza

¿Cómo se atrae la inversión en Canarias?

A mi modo de ver, las condiciones fiscales que tenemos con razonablemente buenas, tenemos instrumentos que son competitivos. El mayor problema nuestro es la permisología, cualquier actividad que tenga que ver con el territorio es un drama, crear una industria o un centro logístico es muy complicado.

Se ha intentado con la última Ley del Suelo resolver problemas, pero el principal problema sigue siendo el tiempo de los proyectos. Es uno de los factores limitantes en el crecimiento.

Se está perdiendo posibilidades en sectores, por ejemplo, como marítimo. No se deja de repetir que Tenerife se está quedando muy atrás en este aspecto. Hay un debate con el puerto de Fonsalía, además, el puerto de Granadilla está como está. ¿Cree que está perdiendo Tenerife una oportunidad de desarrollarse en este sentido?

Tenerife hace mucho tiempo que es un puerto secundario, tenemos un tráfico cautivo, tienen que venir las mercancías que se consumen aquí, pero todo lo que son mercancías de transbordo están viniendo a través de Las Palmas. Dentro del archipiélago, el Puerto de La Luz es el principal; si esto no afectara a los costes no tendría mucha importancia, pero obviamente dos saltos valen más que uno y esto es un posible problema de competitividad.

Los puertos y aeropuertos son infraestructuras que permiten a toda la economía ser más o menos competitiva ya que, al final, afectan a los costes, por eso son tan importantes estas infraestructuras de conexión y comunicación.

El debate siempre está desenfocado, lo primero que hay que recordar es que Fonsalía es una planificación muy antigua, de hecho, se han hecho infraestructuras de carreteras pensando en ese puerto, parecía que era un asunto debatido y estudiado en su momento. Si hay que revisar este tipo de decisiones no me opongo, el problema es que se ha abierto un debate de ideologías y se ha politizado, no veo que el debate esté en tratar los asuntos principales. Creo que, en caso de abrirse debate, debe ser desde el punto de vista técnico, no marcado por posturas políticas.

El puerto de Granadilla, desde el punto de vista de transporte terrestre, tiene una ventaja sobre Fonsalía, y es que está mejor situado. Desde el punto de vista marítimo, Fonsalía es más cercano a La Gomera, La Palma y El Hierro que Granadilla. Hay que tener en cuenta también a las administraciones propietarias de los puertos, Los Cristianos y Granadilla son puertos estatales; Fonsalía sin embargo pertenece a Puertos Canarios, esas cuestiones son importantes.

El puerto de Granadilla se formó básicamente porque iba a albergar la infraestructura de la regasificación que iba a permitir que los dos grandes contaminadores pasaran a consumir gas. Por cosas de la vida, se negó que se llevara la regasificadora, por lo tanto, pierde parte del sentido de su creación.

Parece que, en Canarias, los temas de actualidad de este verano han sido Fonsalía y por otro lado el REF. Le hemos visto a usted y a otras organizaciones y partidos políticos muy enfadados, de hecho, el presidente del PP hablaba del respeto que se le debe mantener al REF.

Me gustaría que, cuando los partidos estén en el gobierno, efectivamente sean igual de respetuosos que cuando están en la oposición. No olvidemos que en España ya tenemos una trayectoria de gobierno central y es verdad que este gobierno particularmente ha entendido muy poco el REF. Afortunadamente no hemos tenido que negociar el grueso del REF, han sido pequeños asuntos con los que han demostrado una falta de sensibilidad tremenda, el gobierno no ha sido muy comprensivo.

Yo he comentado a alguna ministra que no pueden olvidar que en Canarias el REF no es un asunto menor, es lo único que tenemos. Es algo tan claro que me parece increíble que hayamos tenido que estar discutiendo asuntos como los incentivos con respecto al cine, nos dejan por debajo de la península aumentando los incentivos en la península.

¿Cuáles van a ser las líneas estratégicas de la CEOE en Tenerife para los próximos meses?

De aquí a fin de año creo que un tema importante es la negociación colectiva, tratar de llevarla al terreno del sentido común, el mantenimiento del diálogo social. Tenemos que seguir luchando por los ERTEs hasta diciembre, como mínimo. Hay que seguir manteniendo posiciones racionales, dialogar con sindicatos y gobiernos, así como apoyar a los asociados. Básicamente estas son nuestras líneas a seguir

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias