miércoles, noviembre 30, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

José Valle: “Las Cámaras de Comercio son las organizaciones empresariales que más aportan a la sociedad y al tejido empresarial” 

“Queremos ser pioneros en el salto de calidad y no depender de un turismo de masas, sino más de un turismo de experiencias y orientado a la oferta complementaria”

José Valle, flamante Presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote, me imagino que está aterrizando en el puesto pero, ¿cuál es la sensación? 

La sensación es muy buena, la Cámara de Comercio de Lanzarote tiene un gran equipo directivo que ha venido desarrollando toda la gestión en estos años y ahora me toca informarme muy bien del funcionamiento, lo que se está haciendo, los planes que a día de hoy ejecutamos y los que hemos dejado de ejecutar por diversos motivos, así como establecer las líneas estratégicas que mi idea es presentarlas en septiembre. 

Esas líneas estratégicas son las que van a marcar esta legislatura, sobre todo con un sentir de cambio estructural. 

Hablamos de cambio, es cierto que la sociedad aprecia a las Cámaras de Comercio como organismos estáticos, sin tanta actividad, precisamente hablamos de cambio para que la gente deje de pensar eso y para que la Cámara de Comercio tenga una utilidad práctica real, ¿no? 

Justamente eso los hablamos con los cuatro presidentes de las Cámaras. Las Cámaras de Comercio han sido unas organizaciones que en esta pandemia han tenido un valor fundamental para la sociedad y para el tejido empresarial. 

Solamente tenemos que ver todos los programas que ya se estaban desarrollando y que estaban aportando formación en posicionamiento o en asesoramiento al sector empresarial. En el caso de Lanzarote, tenemos una incubadora de empresas y estamos a punto de abrir un coworking digital para emprendedores que inician su andadura, creando herramientas de soporte para desarrollar negocios. 

Fíjese que en la post pandemia, las Cámaras gestionaron los 1.144 millones que el Estado aportó como ayuda y si no llegan a ser gestionados por una institución como la Cámara hubiera habido muchos problemas para que llegara al tejido empresarial. 

Una de las reflexiones que estamos haciendo algunos presidentes de las Cámaras es que todo lo que hemos hecho y todo lo que representan hay que ponerlo en valor y en conocimiento de la Administración. Vamos a tener que hacer una tarea de modernizar la imagen de estas instituciones, porque sinceramente creo que las Cámaras de Comercio son las organizaciones empresariales que más están aportando a la sociedad y al tejido empresarial. 

Hay una información que no está llegando correctamente a la sociedad, porque son las que más aportan, pero la imagen social no va en consonancia con la verdadera actividad que hay detrás de ellas… 

El tema de la marca de la Cámara es fundamental. La sociedad empresarial ahora mismo tiene muy claro que las Cámaras han sido la herramienta que necesitaban, no solamente para sobrevivir, sino ya se habla de que van a ser una gran palanca de los Gobiernos para los fondos Next Generation, para los fondos propios de las Administraciones y para los fondos del Gobierno de Canarias. La Administración es burocrática y lenta, y las Cámaras tienen una serie de herramientas pudiéndose adaptar en tiempo real a las necesidades que el sector empresarial tiene. 

La pandemia ha traído cosas malas, porque ha tenido un impacto social y económico sin precedentes, pero en lo que son las organizaciones empresariales, las Cámaras han logrado coger la fuerza que necesitaban para demostrarle a la sociedad que son unos órganos, primero necesarios y segundo, que han aportado mucho valor al sector empresarial y social. 

Hablamos de que en septiembre se van a presentar las líneas estructurales, ¿hacia dónde se van a dirigir estas líneas y cambios? 

Desde el sector empresarial, donde también estoy al frente del Círculo de Empresarios, siempre hemos hecho una propuesta de transformación y de cambio. El sector empresarial tiene un sentimiento de generosidad con la isla. Y yo, como presidente de la Cámara y del Círculo tengo la responsabilidad de liderar ese cambio que vamos a trazar en tres líneas. 

Una gran línea de turismo que plantee la estrategia de los próximos 15 años basando nuestro modelo en un modelo de calidad y para ello contaremos con perfiles que son referentes en el ámbito nacional. Queremos potenciar el desarrollo de la oferta complementaria alrededor del turismo, que puede ser una de las grandes diversificaciones económicas. Un plan liderado desde la Cámara que sea capaz de coordinar a todo el sector empresarial para su ejecución. 

Otra de las líneas es la que tiene que ver con la capital. Arrecife se nos ha quedado atrás en inversión, especialmente en asuntos sociales. Tanto el sector público como el privado han venido poniendo el foco en otros municipios y ahora mismo tenemos una capital de suspenso frente a la alta nota que obtiene el resto de la isla. Por eso vamos a poner en marcha una iniciativa del Círculo de Empresarios que va a liderar la Cámara, a través de la Fundación Metrópolis, responsable de la transformación de Bilbao entre otras muchas ciudades. La que convirtió una ciudad industrial, en un referente turístico, integrando todos los valores que la sociedad vasca necesitaba, creando un modelo de colaboración público-privada. Esta va a ser una de las grandes comisiones que trabajará para que la ciudad sea un modelo de cambio y soporte de la isla. 

Y la tercera comisión que vamos a crear es la formación. Soy un gran defensor de la formación porque creo que es lo que hace progresar a las sociedades. Queremos promover un cambio notable en la Formación Profesional y aplicarlo en el modelo de Dual. En este sentido nos vemos reflejados en el País Vasco que tiene una Formación Profesional muy ligada al sector empresarial y han entendido muy bien que si van de la mano son la solución tanto para la sociedad como para el tejido empresarial. Si el capital humano está formado y conectado on time con las necesidades empresariales, todo funciona. Y en esto sí quiero ser muy activo, vamos a trabajar para poder aportar desde el sector privado inversiones a los centros de FP y también creo que en Canarias y sobre todo voy a luchar para que sea en Lanzarote, deberíamos lograr tener centros referentes en el sector servicios. 

Queremos ser pioneros en el salto de calidad y no depender de un turismo de masas, sino más de un turismo de experiencias y orientado a la oferta complementaria. 

Vimos como durante la pandemia se demonizó al sector turístico hablando de la diversificación de la economía, pero desde Lanzarote se sigue apostando por diversificar la economía sin olvidar a lo que nos da de comer: el turismo. Una línea a seguir por la Cámara, así como por el Círculo de empresarios… 

Diversificar la economía es importante, vamos a tener oportunidades en otros sectores como la digitalización o el cine. No voy a dejar de trabajar para incorporarlos, pero no podemos perder de vista que nuestro principal sector es el turismo. 

Durante la pandemia, Lanzarote y Fuerteventura fueron las que mayor caída del PIB tuvieron por la dependencia del turismo. ¿Puedes acabar con la dependencia? No, pero tenemos que hacer que el sector funcione, que el sector les dé oportunidades a otros muchos sectores. 

En el 2019, Lanzarote recibió 3.400.000 turistas aproximadamente y el sector empresarial con nuestra máxima capacidad estaba fatigado, porque nos hemos ido a un modelo en el que pesa más la masificación que el modelo de la excelencia y la oportunidad. Por ello hay que pensar muy bien qué modelo turístico queremos y sentar las bases, mejorar las zonas de la isla que se han quedado atrás para ponerlas al mismo nivel y que sean un soporte del sector turístico, teniendo en cuenta la formación. 

¿Notamos cohesión entre el sector empresarial y las distintas instituciones como el Círculo de Empresarios y la Cámara de Comercio y la parte política? ¿La visión a futuro es conjunta? 

Desde que llegué como presidente a la Cámara lo que he intentado ha sido recuperar todas la relaciones con todas las Instituciones. Nosotros estamos aquí para prestar soluciones y tenemos un discurso que tiene que trabajar en consonancia con el sector público. 

Además, el modelo que estamos planteando es que tenemos que ir de la mano y el sector empresarial tiene que empezar a pensar que tiene que aportar, trabajar en proyectos compartidos. En el momento en el que vamos de la mano, la velocidad de crucero de los proyectos se aviva. 

En septiembre presentan todas estas líneas estratégicas, queda menos de la mitad para que concluya este año, ¿cuál es ese primer objetivo que a usted le gustaría alcanzar como presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote? 

El primer objetivo fundamental es el cambio de Arrecife, es el proyecto más emocionante y no se va a centrar únicamente en el modelo económico sino también social, un proyecto tan bonito que a todos los que vamos a ser partícipes directos cuando pasen 10-15 años y veamos la transformación de nuestra capital nos llenará de orgullo y emoción. 

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias