lunes, noviembre 28, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Laura Fuentes: “Estamos avanzando como sociedad orgullosa, diversa e igualitaria” 

Estamos en una lucha continua contra las violencias que sufrimos las mujeres por el mero hecho de ser mujeres

Usted, como Directora General de  Juventud del Gobierno de Canarias, ¿qué balance hace de este año que está aconteciendo? ¿Está siendo un año próspero? 

Este año ha sido la culminación de una legislatura bastante atípica, centrada en las enormes adversidades con las que nos hemos encontrado. 

Yo, como Directora General de Juventud, he tenido la suerte de experimentar con jóvenes que han centrado sus esfuerzos en proyectos que avanzan, que mejoran su entorno y sociedad, que mejoran la vida de otros jóvenes, que impulsan sus proyectos de vida, sus carreras, empiezan a tener experiencia laboral, lo cual compensa cuando piensas en el resto del contexto que nos engloba. 

Es el año con mayor inversión presupuestaria en la Dirección General de Juventud, con más proyectos con perspectiva de género y previniendo la violencia machista, es el año en el que más jóvenes hemos contratado en la historia de la Dirección General y, en ese sentido, cuando piensas en lo concreto, yo sí que creo que es un año positivo. 

En perspectiva, podríamos entender un año próspero, con dificultades, con retos, pero también con oportunidades. 

Bajo su perspectiva, ¿cuáles son los principales problemas a los que se está enfrentando la juventud canaria? 

Uno de los grandes problemas que existe en Canarias es el paro juvenil, incluso la sobre cualificación de muchas personas que acaban trabajando en sectores para los que no tienen formación o que no eran su objetivo. Seguimos incidiendo en un modelo productivo centrado en el turismo y los servicios, lo que hace que tengamos una profesionalización inmejorable, pero que el colectivo juvenil esté de alguna manera desplazado. 

Cuando hablamos del paro lo hacemos incidiendo en el mero hecho de no tener trabajo y, al final, tener un trabajo temporal o muy precario genera también problemas en nuestra vivencia como pueden ser las relaciones humanas, la vivienda o la salud mental. 

Desde Juventud, nos estamos centrando en crear trabajo y oportunidades para las jóvenes a partir de proyectos para que puedan abrirse puertas en otros espacios, sobre todo en el sector público, alejándonos de ese sector servicios y trabajando más la diversificación económica. 

¿Qué proyectos se están llevando a cabo para la juventud canaria desde la Dirección General de Juventud? 

Tenemos una variedad de proyectos bastante amplia, hemos intentado llegar a todos los ámbitos, a todas las edades y a todas las islas como creo que no se había hecho antes. Hacemos muchos proyectos participativos, en colaboración con las universidades y muchos proyectos de formación. 

El año pasado iniciamos un huerto ecológico en nuestro Centro Atlántico de la Juventud dirigido a jóvenes con discapacidad y llevamos ya dos años dando clases de español a jóvenes migrantes que han llegado en patera. A su vez, hemos tenido proyectos en diferentes islas dentro del ámbito cultural, como la Metamorfosis en La Palma donde mezclamos danza y escritura; un festival llamado Fleje donde consolidamos un espacio de encuentro para jóvenes escritoras de Canarias en La Palma; en Fuerteventura tenemos un proyecto de jóvenes investigadoras observadores de cetáceos que llevan a otras jóvenes a contemplar el mar y a respetarlo. 

Intentamos que los Objetivos de Desarrollo Sostenible guíen nuestros proyectos, también el hecho de llegar a las zonas más descentralizadas y rurales de Canarias, colaborando con muchísimos ayuntamientos que no tienen financiación suficiente para poder poner en marcha políticas de juventud y, por último, estando pendientes para poner en valor y dejar que la juventud protagonice, de alguna forma, las políticas, decidiendo qué se hace y cómo. 

La nueva Ley Canaria de Juventud es uno de los principales hitos de su departamento en esta Legislatura. ¿Por qué es tan importante? 

Para nosotras es importante porque asegura ciertos derechos y oportunidades, es decir, la anterior ley no era una ley mala, pero era una ley ambigua, una ley que no se desarrolló profundamente y que no se iba cambiando con el contexto que tanto ha cambiado en los últimos 15 años. 

Esta ley cambia la edad, se es joven a partir de los 12 años, entre otras cosas, porque a los 12 ya entramos en el instituto y porque a los 17-18 las personas de las islas no capitalinas suelen marcharse para poder seguir. 

Para mí, como Directora, la parte más importante de la ley, a parte de todos los valores y la forma transversal en la que hablamos por fin de las políticas de juventud como políticas centrales de la Administración pública y del Estado del Bienestar, tiene que ser la corresponsabilidad de estas políticas para que hayan recursos económicos y humanos para llevarlas acabo en todas las administraciones, es decir, a nivel municipal, insular y a nivel regional. Además, por primera vez se habla del Plan Integral de Políticas de Juventud de Canarias que es un plan donde se tratan derechos humanos, objetivos de desarrollo sostenible y donde se previene la violencia machista en jóvenes. Consideramos que va a ser un plan que genere, no solo partidas presupuestarias suficientes para las políticas de juventud, sino que trabaje por fin estas políticas de manera transversal. 

La actualización del Observatorio Canario de la Juventud y el Consejo de Política de Juventud también han supuesto un antes y un después en la acción política del Ejecutivo en esta área, ¿a qué se debe? 

El Observatorio Canario de la Juventud es algo que tenemos que seguir desarrollando, el año pasado lo actualizamos porque tenía datos previos a esta legislatura y a la pandemia y vamos a seguir teniendo que generar datos porque, obviamente, sin datos no se pueden hacer políticas. Necesitamos índices e indicadores para hacer políticas más cercanas a la realidad posible, por eso el Observatorio es tan importante. 

Y, además, el Consejo de Política de Juventud hemos intentado que tenga mucha mayor autonomía para decidir, para formar, para hablar de política y para su constitución. Sí que creemos que al Consejo le queda muchísimo camino para seguir desarrollándose, pero hemos estado ahí para colaborar con la juventud asociada, aunque en la nueva ley ya indicamos que los Consejos Insulares y Municipales pueden tener a jóvenes no asociados, con ello lo que queremos es fomentar la participación, pero también aportarles autonomía para que trabajen con la Administración sin ser dependientes de ella. 

El pasado viernes 22 de julio tuvo lugar un acto en el que participó la ministra de Igualdad, Irene Montero, y en el que se dejó constancia de los hitos históricos obtenidos en lo que a los derechos de las mujeres se refiere. Háblenos de lo que estos hitos suponen para la sociedad y de cómo ha contribuido Podemos Canarias a que sean una realidad. 

El mes pasado nos vimos en el acto “Mujer tenías que ser”, un espacio en el que hablar de los hitos de esta legislatura y los avances en igualdad, por ejemplo, la Ley Solo Sí es Sí, que nos convierte en un país pionero en la garantía de libertades sexuales, que convierte el consentimiento en el eje fundamental de las relaciones sexuales y que previene, de alguna forma, hechos como lo que ocurrió con La Manada hace unos años. Asimismo, la Ley Trans es otro hito pues reconoce por primera vez a personas que hasta ahora tenían que vivir su identidad sexual de una forma diferente, no reglamentada por la ley, y que implica que son sujetos con pleno derecho como el resto de la sociedad. Leyes que generan vidas más felices y libres para todas, que no le quitan derechos a nadie. 

Estamos en una lucha continua contra las violencias que sufrimos las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. En este sentido, la ley de interrupción voluntaria del embarazo es otro de los hitos importantes, así como la que reconoce la baja médica por menstruaciones dolorosas. 

Desde la Viceconsejería de Igualdad y Diversidad y desde el Instituto Canario de Igualdad, estamos avanzando en la lucha contra las violencias, en hacernos caminar como sociedad orgullosa, diversa e igualitaria hacia unas Canarias mejores. 

En definitiva, y a modo de conclusión, ¿cuál es su proyecto para Canarias? 

Desde Podemos Canarias aunamos esfuerzos para contribuir a unas islas en las que se viva bien frente a esas islas que llevamos mucho tiempo arrastrando, que son islas de destrozo, de maltrato al territorio, de depredación del medio ambiente, de precariedad, de basarnos en el sector servicios y en el turismo, siendo servidores de otros que vienen a disfrutar de nuestro paraíso. 

Nosotras queremos que todas estas políticas de igualdad, de diversidad, de derechos sociales y de cuidado al territorio sean el centro de la política. Ese es nuestro modelo para Canarias. Generar un horizonte de cuidados y respeto a nuestro entorno y a nuestra gente, sacando de las islas todo ese drama que ha sido la corrupción hasta ahora. 

Aspiramos a que 2023 sea un año de mayor transformación para Canarias, una vez superada la pandemia y el volcán, que el horizonte de Canarias sea de futuro y de avance, no solo de quedarnos hablando de diversificación económica y de energías renovables, tenemos que dar un paso más adelante para ser realmente coherentes, intentar luchar contra el cambio climático que puede truncar la vida de tantas personas y seguir poniendo al territorio en el centro, que en esta legislatura hemos puesto a la persona en el centro por el contexto, pero los cuidados de la gente deben ir de la mano del cuidado del territorio y ese es nuestro horizonte desde Podemos Canarias. 

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias