viernes, febrero 3, 2023
.spot_img

También te puede interesar

Leopoldo Cólogan | Law Hotel, innovación y profesionalidad

Leopoldo Cólogan | Law Hotel, innovación y profesionalidad

Usted está incluido entre los 500 mejores abogados de España. ¿Cómo se consigue este hito?

Ejerciendo la abogacía durante más de 24 años y cogiendo la ola económica y el optimismo que se percibía al inicio del año 1997, cuando comencé a ejercer, conocer y amar esta profesión. En aquel momento el pensamiento era que siempre las cosas iban a ir mejor. Ahora, y desde la crisis del 2008, las nuevas generaciones se han encontrado otro ambiente menos optimista, y requiere que uno ponga un mayor esfuerzo para generar esa energía positiva tan necesaria para desarrollar cualquier proyecto o carrera.

Dicho esto, y aunque todo es relativo en la vida, para mí es una satisfacción aparecer entre los 500 mejores abogados de España, en un Ranking elaborado por EMÉRITA LEGAL, a partir de un análisis objetivo de datos judiciales. Los tiempos evolucionan en todos los sectores y la gestión del Big Data también está presente en la abogacía del siglo XXI.

Pero no es el único ranking y premio que se le ha otorgado…

Bueno, para mí también es un honor figurar en la actualidad, y desde el año 2015, en el prestigioso directorio internacional Best Lawyers, dado que para ello te deben haber votado y valorado otros abogados y abogadas. Lo cuál tiene un significado especial, dado que valoro mucho la relación entre compañeros, y uno en la vida profesional siempre recuerda determinados momentos en los que ha compartido sala con compañeros de mucha más experiencia, de los de antes, con una solera especial.

Recuerdo, por ejemplo, una ocasión, siendo yo más joven, compartir sala al mismo tiempo con Aldo Pérez Duque, Ángel Luis Guimerá y Felipe González, profesionales a los que respetaba y de los que uno aprendía mucho, así como en otra ocasión con Restituto Cuesta, de los abogados más astutos que he conocido. Por otro lado, también estoy muy agradecido por haber sido galardonado con el Premio Nacional de Ley Siglo XXI 2020, en la categoría de mediación y arbitraje.

 ¿Ha sido duro el camino hasta llegar a este punto?

El camino ha sido y sigue siendo intenso. Uno se da cuenta de que esta profesión exige de esa intensidad, si se quiere desarrollar al máximo nivel, independientemente del modelo de despacho en el que ejerza la abogacía. Yo me considero afortunado por las oportunidades que he tenido y que considero que he aprovechado, siempre esforzándome en mejorar y aprender. Duro es lo que está ocurriendo en la actualidad en La Palma con motivo de la erupción del volcán en Cumbre Vieja, y considero que se debería diseñar y poner a disposición de los afectados, como complemento a otras medidas, líneas de préstamo como prevé el artículo 24 de la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil, para hacer llegar liquidez de la forma más rápida y en las mejores condiciones posibles a aquellos que quieran o necesiten de ella.

Además, tiene un concepto de despacho totalmente diferente, ¿no es así?

Así es, el haber tenido la suerte de haber podido ejercer la abogacía en diferentes tipos de despachos, incluido como socio de una gran firma internacional, me ha permitido saber cual era tipo de despacho que yo quería desarrollar, y lo que yo considero un despacho digital mediante el cuál ejerzo la abogacía propia del siglo XXI colaborando de forma personal e inteligente con los clientes y otros compañeros, disfrutando del ejercicio de la profesión y sufriendo con su intensidad. Todos los modelos de despacho son necesarios y tienen su mercado, pero hoy en día, no es necesario montar un despacho tradicional para ejercer al máximo nivel, en ocasiones son los clientes los que diseñan su propio equipo jurídico para asuntos concretos, y es un lujo para mí formar parte de dichos equipos compuestos por titulares de distintos despachos.

 ¿Cuáles son sus especialidades dentro del mundo del derecho?

Mi vida profesional se ha desarrollado especialmente vinculado a la actividad empresarial, de ahí que principalmente el ámbito de mis actuaciones se hayan desarrollado en materia civil, mercantil y administrativo, y en especial, siendo un abogado de toga y de sala, en procesal y concursal, así como penal vinculado a empresas. Vamos, soy bastante transversal, y considero que la especialización está muy bien, pero también es importante una visión más general para definir buenas estrategias jurídicas e identificar adecuadamente los asuntos y su problemática.

 La competencia es, sin duda, muy dura.¿Cómo logra diferenciarse?

Siendo yo mismo. En mi opinión, cada profesional tiene que trabajar su propia marca personal independientemente de donde y como ejerza la profesión, y eso se hace siendo uno mismo, y desarrollando la creatividad, inspiración y motivación necesaria para el desarrollo de cualquier proyecto, sobretodo si se pretende vivir de ello.

 Es indudable que, durante la pandemia y teniendo en cuenta los constantes cambios normativos, el despacho ha tenido que afrontar un gran volumen de trabajo. ¿Ha sido complicado?

Ha sido más intenso de lo habitual y nos hemos tenido que ayudar unos a otros, porque todos somos una cadena, adaptándonos a las necesidades de los clientes. En nuestro caso, fue clave precisamente lo que comenté antes, lo transversal del despacho, con clientes de distintos sectores estratégicos.  

¿Cuál es la principal reforma legislativa que considera urgente?

Más que reformas, entiendo que tenemos que seguir innovando a través de la humanización, fomentando la cultura del esfuerzo y la ética empresarial, lo cual es esencial para el desarrollo de cualquier sociedad y economía, y no solo tenemos que cuidar a los turistas que vienen, sino también a los inversores aportándoles la seguridad jurídica y la ética que nos hagan acreedores de su confianza.

¿Proyectos a la vista?

Seguir innovando y desarrollando el proyecto Leopoldo Cólogan| Law Hotel, que es un proyecto vivo, que requiere de sus tiempos. Como acción a corto plazo, apoyamos y patrocinamos el foro de innovación y empresa responsable “Géiser”, que se celebra el 4 de noviembre de 2021, como una de nuestras acciones de responsabilidad empresarial.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias