sábado, julio 24, 2021
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Lidl, más de una década de compromiso con las Islas Canarias

Con presencia en las dos provincias y una red de más de treinta tiendas en Canarias, Lidl continúa acercándose al cliente canario y mejorando su experiencia de compra. Así lo ha hecho desde hace más de una década que llegó al Archipiélago. En este tiempo ha abierto tiendas en cinco islas y cuenta ya con dos grandes almacenes reguladores, en Güímar (Tenerife) y Agüimes (Gran Canaria), este último inaugurado el pasado año.

- Publicidad -

 Un plan de expansión que se ha ido desarrollando con el objetivo de estar cada vez más presente en el territorio y acercar progresivamente su oferta al consumidor canario, y que ha llevado a Lidl a convertirse en motor de desarrollo económico y laboral en las Islas con más de un millar de trabajadores en plantilla entre tiendas, almacenes y oficinas, el 95% con contrato indefinido.

Apuesta por el producto y el proveedor canario

Desde su llegada a Canarias en 2010, Lidl ha apostado por generar relaciones estables y duraderas con los proveedores locales del Archipiélago. En la actualidad, trabaja con más de un centenar, lo que le permite ofrecer a sus clientes más de 700 artículos canarios. En un contexto de dificultad económica para la industria agroalimentaria como el actual, la compañía ha seguido reforzando su compromiso por lo local y aumentando las referencias canarias en su red de tiendas en las Islas, con nuevos artículos de la huerta canaria, además de lácteos, vinos, carnes o pescados. De hecho, cuenta con el sello propio Compro Canario, que identifica la procedencia local de estos productos.

 A día de hoy, Lidl adquiere producto canario por valor de unos 50M€ anuales, contribuyendo de manera significativa al desarrollo económico y social del medio rural y la industria agroalimentaria canaria. En paralelo, Lidl actúa también como plataforma de referencia para la exportación de producto canario en campañas especiales que favorecen la internacionalización de todo lo producido aquí y que llevan el nombre de las Islas Canarias por las más de 11.200 tiendas que tiene la compañía en más de una treintena de países. Un hito que Lidl ha conseguido sin renunciar a los precios más competitivos del mercado, la máxima calidad en sus productos y la sostenibilidad en todos sus procesos.

Crecimiento sostenible en las Islas

En su firme compromiso con la sostenibilidad, el crecimiento de Lidl en Canarias a lo largo de la última década se ha asentado sobre criterios de eficiencia energética y una decidida apuesta por las energías renovables. En este sentido, la compañía instala paneles fotovoltaicos en las cubiertas de las tiendas con el fin de producir parte de la energía, llegando a cubrir el 30% de la demanda energética que requieren las mismas. A esto se suma que en la construcción de las tiendas se utilizan materiales de alta capacidad de aislamiento, la implantación de sistemas de iluminación LED con control automático de iluminación o mejoras en los recursos hídricos.

 Como complemento a todo ello, y con el objetivo de promover la electromovilidad entre clientes y empleados, Lidl ha instalado en los últimos años estaciones de carga para vehículos eléctricos de uso completamente gratuito en sus tiendas.

Compromiso con la sociedad canaria

Desde su llegada a las Islas hace 11 años, la cadena de supermercados ha mantenido su apoyo a los sectores más desfavorecidos de la sociedad canaria. Un compromiso que ha sido posible gracias a la colaboración de Lidl con los Bancos de Alimentos, Cáritas Diocesana y asociaciones locales como la Fundación Canaria Pedro Rodríguez Ledesma, Fundación Hogar Santa Rita, Asociación Rescate Juvenil, The Animal Academy, Club de Leones, Fundación Rescate o Emergencias de Garachico, entre otras.

Más noticias

- Publicidad - spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias