viernes, diciembre 9, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Magnolia Acosta: “Cuando llegué a este sector, el 90% eran hombres”

Solar Canarias Autosostenible, una empresa 100% canaria enfocada a las energías renovables, ¿de dónde surge esta idea?

La idea surge en el año 2017, año en el cual trabajaba en una empresa de placas solares y únicamente estaba vigente por ley la termosolar para calentar el agua. Sabíamos que estaba a punto de salir el libre mercado de instalar placas fotovoltaicas y fue entonces cuando comencé a darle vueltas, a leerme el BOE y, finalmente, decidí independizarme, dejé la empresa en la que trabajaba y comencé yo sola.

Cabe destacar que usted es la única mujer al frente de una empresa de energías renovables en las islas, ¿a qué retos se ha enfrentado dentro del sector? ¿Ha sido bien acogida?

En cuanto a tema de proveedores y demás sí, no puedo decir que haya discriminación sexual en este ámbito. Por el contrario, se celebró una feria grande de energías renovables este año en Ifema, Madrid, en la que el 90% eran hombres, incluso detrás de los stands, y la sensación fue como: “no es tu lugar”.

La dificultad era predominantemente a nivel informativo, cuando ibas a preguntar te dejaban esperando y cuando hacías preguntas técnicas ellos no sabían contestar y te contestaban con cosas que no tenían nada que ver. Pero aquí en Canarias no he tenido esa sensación.

¿Cuáles son las principales apuestas de la empresa respecto a soluciones energéticamente eficientes?

Ahora mismo la mejor apuesta que hay a nivel de empresas y a nivel particular es la fotovoltaica. Hay una subvención vigente que es bastante llamativa y que muchas personas interesadas en el sector desconocen.

Este es el año de las baterías, si te otorgan la subvención la batería sale gratis. Lo que quieren es la acumulación, que las viviendas sean autosostenibles. Cabe destacar que como empresa instaladora no sólo trabajamos con pequeño autoconsumo, vamos apostanto por proyectos más grandes como la próxima intalación en las bodegas de Cumbres de Abona y ésto a su vez beneficia en nuevos puestos de trabajo

Invertir en renovables ya no se ve como algo bueno sólo para el clima, también para la economía. Aporta beneficios económicos. ¿Han percibido un aumento de la demanda en su empresa en el último año?

 Sí. Hay muchísimas personas interesadas, de hecho nosotros tenemos un promedio de 15 instalaciones mensuales, ha subido mucho el volumen de instalación y es verdad que cada vez se toma más conciencia, se apuesta más por el producto y los resultados son favorables. En esta línea, las ayudas aportadas por la administración han influido bastante, de hecho el 50% de la planta fotovoltaica está subvencionada.

El cambio del combustible fósil y nuclear a la energía renovable: ¿el mundo está realmente en este sendero?

El mundo completo no lo sé. A España todavía le queda mucho camino. Solo hay que mirar al sector del coche eléctrico, al cual le falta mucho que caminar, muchas personas no apuestan por este tipo de movilidad ante la falta de puntos de recarga, no es lo mismo que las gasolineras. No se lo plantean sobre todo los que viven en edificios, las personas que tienen una casa pueden poner su propio punto de recarga dentro del domicilio que, en comparativa a gasolina, hablamos de que al mes 100-200km tienen un gasto aproximado de 20 euros de electricidad, en cambio en gasolina vienen siendo 70-80 euros, es mucha la diferencia de precios, pero la dificultad con la que se encuentra la gente en este sentido es la falta de puntos de recarga.

Asimismo, Canarias tiene una demanda bastante elevada en energías renovables. A pesar de ser un producto con un elevado coste ha aumentado muchísimo el interés por el producto y vamos en buen camino.

Según usted, ¿hacia dónde se dirige el futuro de la energía?

 Vamos en buen camino de cara a un futuro sostenible, sobretodo Canarias por ser un punto clave para este tipo de sistemas. Las subvenciones están ayudando y ayudarán muchísimo a que se promueva el sector de las energías renovables, pero la burocracia de las mismas es muy lenta. Nosotros ahora mismo estamos gestionando subvenciones que salieron a partir del mes de agosto, pero todavía no han concedido ninguna lo que aporta inseguridad al cliente y finalmente quien da la cara es la empresa.

Cuando un gobierno apuesta por este sistema tiene que agilizar el mecanismo para que los potenciales clientes apuesten por el sector y no se cansen de esperar. De los clientes a los cuales nosotros les hemos gestionado la subvención no han dado ninguna, dan plazos de 6 meses, lo que sugiere que existe un vacío legal a la hora de gestionarlo y aporta una mala publicidad.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias