viernes, diciembre 2, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Marca Personal ¿para emprendedores?

¿En qué nos ayuda tener una marca personal si soy un emprendedor?
Como emprendedores sabemos que nuestro foco está en tener un buen producto o servicio, un buen modelo de negocio y contar con un equipo para desarrollarlo. Sin embargo, muchas veces descuidamos algo fundamental que es la venta, pero no la venta de nuestro producto o servicio, sino de las personas que integran un proyecto y lo que ellas representan.

Les pongo un ejemplo: Cuando un posible inversor se fija en algún emprendimiento, no sólo valora su posibilidad de éxito financiero, sino que también valora al equipo humano y cómo se relacionan con su entorno, es decir, como venden, como hacen networking (ya que eso potencia el valor del proyecto), etc. Allí entra en juego la marca personal, no vendemos una marca corporativa.

Fundamentos de la marca personal para emprendedores

¿Por qué lo haces? ¿Cuál es tu razón o propósito?

Hay una frase de Simon Sinek que me gusta mucho y que encaja perfectamente con este punto: “La meta no es hacer negocios con la gente que quiere o necesita tu producto o servicio. La meta es hacer negocios con la gente que cree en lo que tú crees”.

En pocas palabras, cuando logras encontrar puntos comunes en tus valores y propósitos, te será mucho más sencillo vender, ya que tus clientes se identifican con tu proyecto y te apoyarán. Cuando logras “humanizar” esa conexión, es cuando mayores probabilidades de éxito tendrás.

Una herramienta que nos ayuda a mostrar porque hacemos algo es el storytelling, en pocas palabras, es contar nuestra historia. Por ejemplo, puedes hablar de los inicios del proyecto al día de hoy, cómo fue ese camino, con sus victorias y sus fracasos. Porque la gente sabe que emprender no es un camino de rosas, cuando solo cuentas las cosas bonitas, la gente sabe que estás omitiendo algo.

La experiencia como punto a favor

Cuando hablamos de emprendedores, tenemos la tendencia a asociar emprendedor con persona joven y en ocasiones esto es cierto. Con poca o nula experiencia. ¿Entonces qué debo hacer? La respuesta es simple: Empieza a ganar experiencia y no me refiero únicamente a tener un trabajo en una empresa, sino a empezar a hacer cosas por tu cuenta, a equivocarte, a aprender de esos errores y seguir aprendiendo. A eso me refiero con experiencia.

Pero no todos los emprendedores son jóvenes, como en mi caso por ejemplo. Cuando ya tienes algunos años de experiencia sobre los hombros, debes comunicar como tu experiencia te puede ayudar con ese proyecto que ahora tienes entre manos. Digamos que los “inmigrantes digitales” tenemos alguna pequeña ventaja al respecto.

Formación y más formación

Cuando me refiero a esto no hablo estrictamente de la formación académica. Es decir, por supuesto que los conocimientos que nos da una FP o la universidad son fundamentales, pero no son decisivos a la hora de emprender y de trabajar una marca personal (caso de Steve Jobs, o Elon Musk). En este caso me refiero a la formación continua, a la actualización permanente que debemos tener en el sector en el cual nos especializamos. No se concibe una marca personal desactualizada si queremos convertirnos en referentes de un sector. Yo he perdido la cuenta de la cantidad de cursos, talleres y eventos presenciales y online que he realizado en los últimos años.

Habilidades y herramientas necesarias

Uno construye la marca personal a través de la comunicación (ya lo veremos más adelante). Y para ello debes tener ciertas destrezas. Aquí me refiero por ejemplo a que debes aprender a comunicar, a ser un buen orador. Debes aprender a manejar la comunicación no verbal, a saber identificar cuando tu audiencia te sigue o está dispersa, etc. Y esto solo se logra formándote en primer lugar y luego con mucha práctica.

En cuanto a las herramientas, aquí les tengo las que yo personalmente considero imprescindibles. No imagino mi día a día sin ellas:

● Canvas Business Model, si tu proyecto es innovador. Recuerdo hace muchos años cuando pensabas en montar un negocio que te decían: “Tienes que tener un Plan de Negocios” y de hecho todavía es válido si tu emprendimiento está enfocado dentro de un negocio tradicional, es decir, que tiene antecedentes y puedes prever resultados. Pero qué pasa si tu emprendimiento es innovador y no se ha hecho algo similar antes? Que tu Plan de Negocio no te ayuda, porque está basado en modelos predictivos de cosas que han ocurrido antes y no es tu caso. Hablamos que estás montando un proyecto en extrema incertidumbre, porque estás innovando.

● Excel, el mejor amigo del emprendedor. ¿Cómo sabes si tu proyecto es viable? Con números y excel por más sencillo que parezca, es una herramienta poderosa para ayudarnos en este sentido. Hacer previsiones de caja, ingresos, gastos, etc.

● Prezi / PowerPoint para presentaciones molonas. Poco texto, muchas imágenes. No importa si son muchas diapositivas, si duran pocos segundos, es transparente para la audiencia.

● Buffer: Para programar contenidos y ayudar a la divulgación de tus mensajes en redes sociales.

● Photoshop para editar tus fotos. Con un par de tutoriales pueden manejar lo más básico de este programa y tener imágenes de calidad.

● Canva para diseñar de manera sencilla. Es una herramienta online que permite crear diferentes tipos de formatos para internet y material publicitario.

● WordPress para crear tu blog. Tiene una curva de aprendizaje relativamente para sus funciones básicas y luego a través de cursos, o tutoriales puedes aprender las funcionalidades más avanzadas.

Networking con alma

El mes pasado hablamos de networking, así que te recomiendo que te pases por el artículo. Te aseguro que te servirá de mucho. Sin embargo, te puedo decir que no es muy difícil tener una marca personal relevante sin tener una estrategia de networking.

Comunicación en Redes Sociales

Algunos tips fundamentales cuando utilices tus redes sociales:

● ¿A quién te diriges? Cual es tu audiencia.

● ¿Cómo lo dices? Cómo es tu manera de comunicar, blog, videos, memes.

● ¿Cuando lo haces? A la hora que tus clientes se conecten.

● Blog para compartir tus contenidos. El blog es tu principal medio de comunicación

● YouTube / Facebook para comunicar por vídeo

● LinkedIn / Twitter para trabajar tu aspecto más profesional

● Instagram para “humanizar” tu marca personal

En el caso de la marca personal para emprendedores, tener claro que la marca personal va atada a tu proyecto (en mi caso soy Jorge Navarrete Prado de Hacemos Marketing). Esto es así porque uno de los objetivos de trabajar la marca personal de un emprendedor es dar a conocer su proyecto o proyectos. Y qué pasa si no te va bien en un proyecto? Pues que empiezas otro y si ya tienes cimentada tu marca personal como emprendedor, pues tendrás mejores posibilidades de lograr apoyos. Debemos eliminar ese estigma que si fracasas en algo, eres un fracasado de por vida; nada más lejos de la realidad.

La colaboración como herramienta

Si hay algo que define al ecosistema emprendedor es la colaboración, no solo de los mentores, aceleradoras, incubadoras y viveros, sino entre los mismos emprendedores. Hay un post que leí en LinkedIn hace un tiempo atrás cuyo titular decía: “La colaboración es la nueva competencia en el siglo XXI” Y puedo afirmar que en mi caso particular ha sido así. He logrado mejores resultados colaborando a medio plazo que buscando monetizar inmediatamente.

Conclusión

La marca personal es una herramienta poderosa en manos de un emprendedor. Cuando logras destacar sobre los demás con tus ideas o proyectos, y sabes vender bien tu marca personal, tendrás una ventaja enorme sobre los demás, serás relevante, no serás uno más.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias