viernes, diciembre 9, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Más de 1.000 menores de la capital tinerfeña disfrutaron del proyecto ‘Pequehuertos’ en este curso escolar

Un total de 1.076 alumnos de segundo y tercero de primaria de 27 centros de enseñanza de la capital tinerfeña ha participado durante el curso escolar que   acaba   de   terminar   en   la   iniciativa   ‘Pequehuertos’,   organizada   por   la Fundación Santa Cruz Sostenible con la colaboración de Fundación Cepsa.

Este proyecto, que comenzó en el año 2016, se ha ido consolidando como una iniciativa que propicia el consumo sostenible, la alimentación saludable y   el   respeto   por   el   medio   ambiente   entre   los   chicharreros   más   jóvenes, haciéndose   extensiva   la   iniciativa   a   un   total   de   6.750   alumnos   desde   su inicio, y superando con éxito las barreras impuestas por la pandemia en los dos últimos cursos escolares.

La   responsable   de   Fundación   Cepsa   en   Canarias,   Belén   Machado,   señala que con este programa educativo los escolares “descubren los beneficios de llevar   una   dieta   saludable   basada   en   productos   de   cercanía   y   en   un consumo sostenible, al tiempo que ponen en práctica el que, para muchos, es su primer cultivo de una planta, con una actividad experiencial en la que siembran un vegetal o una aromática, que se llevan a casa para observar su crecimiento mientras la cuidan”.

Y ello, sostiene, “fomentando al mismo tiempo la importancia del reciclaje con algo tan sencillo como la reutilización de una botella de plástico como maceta. Es un pequeño gesto que, acompañado de todos los conocimientos que   adquieren   en   la   charla   didáctica,   permite   que   los   conceptos   se   les queden fijados, al tiempo que se convierten en embajadores del programa en sus propias casas al implicar a sus familiares”.

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente, Evelyn Alonso, ha destacado uno de los valores de esta iniciativa que “tiene que ver con la educación ambiental   entre   los   más   jóvenes,   que   serán   los   ciudadanos   del   futuro”.

Alonso   ha   querido   insistir   en   la   necesidad   de   que   “los   niños   y   las   niñas tomen   conciencia   desde   bien   pequeños   respecto   a   los   valores medioambientales y de sostenibilidad de una tierra como Canarias que es extremadamente frágil y que posee ecosistemas únicos en el Planeta”.     

Las   actividades   realizadas   han   sido   adaptadas   a   las   medidas   sanitarias implantadas por cada centro escolar, con aulas burbuja en las que se acogía a menos alumnos,  por lo que ha  sido  necesario  emplear  más  recursos.  A pesar de ello, el profesorado y alumnado participante mostró en todos los casos   su   interés   e   ilusión   por   participar   en   esta   iniciativa,   que   les   ha permitido   descubrir   didácticamente   métodos   para   alimentarse   de   forma sana,   con   la   propia   y   satisfactoria   experiencia   que   supone   cultivar   sus propios alimentos.

Como   medida   de   prevención   ante   la   COVID-19,   el   tradicional   taller   de alimentación en el que los alumnos elaboraban su propia degustación con alimentos   saludables   se   sustituyó   por   el   análisis   y   debate   sobre   la conveniencia de los productos que el propio alumnado traía desde casa para sus   desayunos,   ahondando   en   la   importancia   de   tomar   conciencia   de   la necesidad de una buena alimentación y de un consumo responsable.

Para   lograr   todos   estos   objetivos,   el   equipo   de   ‘Pequehuertos’,   desarrolló estrategias   pedagógicas   a   través   del   juego,   de   cuentos,   adivinanzas   y canciones, haciendo que el contenido teórico de la formación fuera asumido por   los   participantes.   La   iniciativa   incluyó   también   una   parte   práctica basada en desarrollo de un huerto vertical casero por parte de cada alumno.

Entre las principales conclusiones apreciadas al analizar el proyecto destaca que,   tras   la   actividad,   el   alumnado   participante   es   capaz   de   reconocer alimentos propios de Canarias, así como de poner en valor la importancia de consumir productos locales. A esto se suma la formación y concienciación de los menores de cara a la reutilización de materiales de desecho. El proyecto ‘Pequehuertos’ tendrá continuidad en el próximo curso escolar, nuevamente   con   la   colaboración   de   Fundación   Cepsa,   en   la   que   será   su séptima edición.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias