sábado, julio 24, 2021
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Nueva factura eléctrica, ¿un cambio necesario?

- Publicidad -

El sector eléctrico ha sido trending topic en las últimas semanas debido al cambio de tarifas que entró en vigor el 1 de junio y lo que superficialmente supone un aumento de la factura eléctrica de todos los consumidores.

Este cambio viene de lejos, hace dos años, la Unión Europea pidió a España que parte de los costes eléctricos no tuvieran intervención del gobierno y que estos los realizara un regulador independiente, que a partir de ahora será la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). También lo que se pretende es que sea transparente con la realidad, es decir, que el consumidor sea consciente de los costes energéticos de origen, que sepa y se aplique el coste real de la energía según el horario y con esta reforma podamos cambiar en millones de usuarios las horas donde consumimos la energía a una hora donde sea más barata la generación. A todos nos va a beneficiar evitando nuevas inversiones en la red eléctrica para poder distribuir más energía.

Esto puede causar muchas preguntas a los ajenos al sector, y con mucha razón, pero voy a tratar de explicar de manera resumida el porqué.

España, como en todos los países industrializados, funciona de día y, de día, es cuando mayor consumo eléctrico tenemos como país, algunos ejemplos: las fábricas tienen su mayor consumo de 8 a 20 horas, casi todos vamos a trabajar de día, los niños van al colegio, los hoteles, aeropuertos…

Esto requiere que las eléctricas que se dedican a producir energía tengan que poner sus centrales térmicas en marcha, gastar más combustible fósil y, con el precio como está, condicionan el precio al alza. Tenemos entonces como resultado que la energía cuesta más cara al mediodía que en horas nocturnas… esto tiene muchas más capas, pero a modo de resumen está bien.

Con los cambios, la factura es más compleja pero más ligada a la realidad y transparente y, si le dedicamos un tiempo en procesar esta información, podemos llegar a abaratarla, ¿cómo?

Primero es saber cómo nos llegará esta factura

Todos los consumidores pasan a tener un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y energía. Esto quiere decir que el precio será diferente según el horario de consumo. Se fijan tres tramos horarios, por orden de coste, de mayor a menor:

  • Punta: entre las 10:00 y las 14:00 horas, y entre las 18:00 y las 22:00 horas.
  • Llano: de 8:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y entre las 22:00 y las 24:00 horas.
  • Valle: entre las 24:00 y las 8:00 horas, fines de semana y festivos.

También se podrá contratar dos potencias, en lugar de una como hasta ahora. Será posible contratar una potencia en periodos valle, que será mucho más barata, y otra en punta y llano. La potencia es la parte fija de la factura, es el derecho a consumir una cantidad de energía a la vez, por ejemplo, yo tengo contratado 5,75 kW hasta ahora para las 24 horas, ahora podré elegir mantener esa potencia cuando la necesite, que es de día, y por la noche bajarla a 2 kW.

¡La información es poder y ya la tenemos! Resulta que, básicamente, nos clavan al mediodía con precios que nunca antes habíamos visto, 0,22€/kW/h en comparación a la tarifa plana que teníamos antes de 0,15€/kW/h un 46% más y en hora valle baja un 50% , un 25% con la anterior tarifa, con lo cual, si ponemos el mayor de los consumos eléctricos en valle prácticamente no notaremos dicha subida.

Pero, ¿en qué aparatos eléctricos podemos modificar el horario de consumo? Los mayores consumos eléctricos en Canarias son el termo eléctrico (lavadoras, lavavajillas y nevera). Hay otros, pero los usamos mientras cocinamos o de día, por eso no los enumero. Menos la nevera, el resto podemos programar para que trabajen en hora valle con lo cual equilibramos el consumo con las horas punta y/o llano.

Esta nueva tarifa no quiere esconder lo que pretende el Ministerio que dirige Teresa Ribera, el fomento de las instalaciones de autoconsumo y la movilidad eléctrica, ya que las familias y las empresas que instalen paneles fotovoltaicos o compren un coche eléctrico verán que su factura eléctrica puede bajar más del 50% y sus gastos de movilidad bajar un 70%.

Resulta que el astro rey sale en el momento que más cara cuesta la energía y los paneles provocan que el contador de la eléctrica se pare en seco, ahí empieza el ahorro. Además. si cambiamos nuestro vehículo a uno eléctrico y lo cargamos de noche estamos ahorrando muchísimo dinero en comparación con un vehículo de combustión. Para que os hagáis una idea, para hacer 100 Kms con un eléctrico necesitamos unos 15 kW/h, el coste en el periodo valle sería de 1,66€; cuando tenía un coche de combustión no bajaba de 8€.

Estamos sumergidos en una época de transición a modelos más sostenibles y el de la energía y cómo la consumimos no iba a librarse, con la gran ventaja de que la tecnología juega en contra de las eléctricas ya que con instalaciones solares aumenta nuestra independencia de ellas y generan ahorro a nuestro bolsillo.

- Publicidad - spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias