viernes, febrero 3, 2023
.spot_img

También te puede interesar

¿Qué está pasando con nuestros adolescentes?

De nuevo buscando respuestas a preguntas que ni siquiera sé puedan tener una razón.

Los medios de comunicación nos bombardean con noticias que ya parecen ser hasta una película del cine más negro.
Una chica era violada en una localidad de Castellón en plenas fiestas, por cuatro menores cuyas edades comprenden entre los 14 y 17 años.

Pasaron a disposición de la fiscalía de menores y sinceramente no sé que me produce más indignación, si o que ocurrió o las “penas” impuestas para tres de ellos, quedando el menor de 14 años libre por no poder ser procesado.

Pero es que la semana anterior éramos informados de otra violación grupal de 5 menores a una niña de 12 años. Todos ellos en libertad bajo vigilancia.

En el primer caso, víctima y violadores se conocían a través de las redes sociales.

Está claro que el dónde y cómo se conozcan no implica el aterrador desenlace, pero no es menos cierto que las redes sociales al final se han convertido en un arma letal para nuestros adolescentes.

Estamos tardando y mucho en solucionar aquello que hemos hecho mal, y es algo tan simple como que la utilización de internet es el presente y futuro como herramienta educativa, “desaparición “de libros y cuadernos.

Que lo tenemos que aceptar y ya hace años se viene diciendo que el no saber utilizar la vía de internet, nos convierte en analfabetos como décadas atrás, y aún hoy, el analfabetismo de no saber leer ni escribir desgraciadamente sigue existiendo.

La evidencia está ahí, y algo muy mal hemos tenido que hacer para ver a prácticamente niños llevando a cabo una secuencia de violaciones, así como el machismo en muchos comportamientos, que deberían estar más que superados.

No valen lamentaciones, ni minutos de silencio. Lo que vale es tomar medidas que endurezcan las penas a quienes se dedican a violar, maltratar, humillar a otros compañeros de clase o supuestamente amigos. Pero es que también es de ley que se sepa la vida y entorno familiar de este tipo de agresores o pequeños monstruos de la sociedad. Porque ningún niño, como tantas veces he mencionado, nace siendo un monstruo. Diferentes circunstancias los llevan a ello, incluso haber sido ellos mismos víctimas de violaciones o víctimas de haber sufrido bullying.

No, no se equivoquen, no lo justifico, pero es buscar el por qué y buscar soluciones.

Estrategas son quienes lo hacen, y eso en algún sitio lo han aprendido porque saben que ser menores los lleva a librarse de la cárcel, aunque entren en un centro de meno- res, y si encima la edad es inferior a 14 no puede ser juzgado, ya que no se les juzga, si no que es Fiscalía de menores quien se encarga de ello.

Si me preguntan si soy partidaria de bajar la edad para poder ser juzgados para este tipo de monstruos, directamente digo sí.

En España uno de cada diez niños sufre algún tipo de abuso sexual, por lo que está claro la urgencia para llevar a cabo medidas que frenen esta barbarie.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias