lunes, noviembre 28, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Raúl García: “Se tiene que valorar en mayor medida la contribución que hace la industria canaria a nuestra comunidad”

¿Cuáles están siendo las principales preocupaciones de los empresarios de la industria canaria? ¿Cómo están afrontando los asociados de ASINCA la tediosa situaciónn actual?

En estos momentos tenemos unas circunstancias muy desfavorables y más teniendo en cuenta que venimos de 2 años atravesando un calvario en una comunidad como la canaria, donde en 2020 el PIB cayó algo por encima del 20%, frente al 10% nacional.

En el 2021 vimos aún la actividad muy mermada, nuestras industrias estuvieron en niveles similares a los de 2020 de manera general.

Este 2022 estábamos afrontándolo con expectativas positivas, porque se vislumbraba una recuperación de la afluencia turística que lógicamente acompaña a todo el movimiento económico del archipiélago. No obstante, esas condiciones favorables de recuperación económica se han visto muy afectadas por la inflación. Luego, el incremento de los costes, tanto de la energía, como de las materias primas, está llevando a que necesariamente tengamos que repercutir esos elevados costos en nuestros productos, algo que no todas las empresas están pudiendo hacer, porque los mercados no son capaces de absorber todos estos incrementos.

En este sentido, ¿qué cree usted que ocurrirá si esta situación se prolonga en el tiempo? ¿Podrá la industria canaria soportarla?

Hay que aclarar que estas cuestiones afectan de manera global a todas las industrias y, por tanto, lo que nos ocurre a nosotros, ocurrirá en otros territorios. Si bien es cierto que la industria canaria, dada la dimensión que tiene por sus circunstancias de insularidad, de población y de mercado, soporta peor cualquier desventaja.

Como llevamos haciendo toda la vida, tenemos que seguir siendo empresas competitivas que producen productos competitivos y esto pasa por recibir el apoyo a las industrias canarias para que puedan seguir en este mercado tan complicado y, eso se llama incrementar el consumo de los productos Elaborados en Canarias.

¿Está la Administración volcada en ayudarles a paliar esta situación de alguna manera?

Tenemos que decir que el Gobierno de Canarias nos atiende desde las distintas áreas que nos competen, sobre todo desde el área industrial.

De manera excepcional teniendo en cuenta las circunstancias, todavía no se ha hecho nada, lógicamente en los presupuestos de la Comunidad Autónoma se cuentan con dotaciones para el sector industrial, pero ya estaban, no son de nueva creación.

Desde ASINCA estamos pidiendo al Gobierno de Canarias que se establezca alguna línea de ayudas directas. Tengo que aclarar que debido a estos dos años de situación afectada por la pandemia, desde las administraciones se han articulado ayudas al funcionamiento de las empresas. Sin embargo, dejamos constancia que, de manera general, las empresas industriales no han podido ser beneficiarias de las ayudas directas, porque había un requisito principal que era que la bajada de ventas fuera de un 30% respecto al año 2019 y la industria canaria en este tiempo se ha mantenido en funcionamiento y, en general, no se ha producido esa disminución de la cifra de negocio. Por este motivo es por el que ahora pedimos que sí se pueda articular una línea de ayudas específicas para las empresas industriales.

Se ha visto que tras la pandemia se ha puesto en valor el producto de cercanía, el denominado km 0, ¿perciben que está la sociedad canaria implicada en apoyar al producto elaborado en Canarias?

Tenemos que decir que sí, pero consideramos que insuficientemente. Yo diría que se apoyó al producto de proximidad y que fue una necesidad. Hay que tener en cuenta que en aquel momento el suministro de productos fue complicado en todo el mundo y según qué productos, sobre todo aquellos de protección sanitaria, fue una necesidad que se tuviera que contar con el producto local. De hecho, en Canarias se adecuaron líneas de producción para la fabricación de mascarillas, mamparas de protección, geles, entre otros productos. La industria canaria reaccionó rápidamente y fue capaz de abastecer a la población canaria de estos productos necesarios.

¿Esto se ha mantenido? Yo creo que no, sí queda en el recuerdo que la industria canaria contribuyó al abastecimiento de todos estos productos, pero pasa el tiempo y al igual que nos vamos olvidando de todas aquellas medidas de protección que teníamos que emplear, también se va olvidando que la industria canaria debe, no solo consolidarse, sino incrementar para poder reaccionar en caso de que se diera otra circunstancia que complicara el suministro de productos a nuestros archipiélago.

Lo que percibo es que no valoramos lo suficiente la industria con la que contamos, ponemos muy en valor el turismo que por supuesto es el motor económico del archipiélago, pero nos olvidamos de que hay otros sectores que también aportan y ayudan a sostener nuestra economía…

Estoy totalmente de acuerdo con esa opinión. Evidentemente, hay que contar con el sector turístico, es la locomotora de Canarias, pero esa locomotora tiene que arrastrar a otros vagones y el segundo vagón es la industria. Y, en efecto, estoy de acuerdo con la opinión de que se tiene que valorar en mayor medida la contribución que hace la industria canaria a nuestra comunidad.

Una contribución que hace desde distintos aspectos. En primer lugar, el sector industrial cuenta con 40.000 empleos directos, 40.000 familias que viven de la industria. Además, un empleo que por las características de nuestra actividad es más estable, más cualificado y de mayor remuneración. Lo que es un valor añadido para nuestra sociedad.

Al igual que el turismo, tiene un efecto arrastre. Arrastra a otros sectores en los que se ven implicados fabricantes y servicios.

Estamos convencidos de que el crecimiento de la actividad industrial en Canarias va a favorecer muchísimo el conjunto de la Comunidad Autónoma.

En aras de poner en valor la industria de Canarias, debo decir que contando con la colaboración del Gobierno de Canarias ASINCA tiene una marca colectiva que es Elaborado en Canarias, desde la que hacemos diversas acciones para promocionar a la industria canaria. Aparte de promoción en medios de comunicación y redes sociales, tenemos otras acciones como por ejemplo el Aula Elaborado en Canarias, una acción formativa en centros educativos de enseñanza primaria en la que, contando con la colaboración de profesores y alumnos en edad infantil, les ilustramos los beneficios de tener industria en Canarias. Es una acción que nos ilusiona muchísimo, estamos en nuestro tercer año y los resultados están siendo fantásticos. Luego, el reconocimiento de marca según las actividades de promoción que realizamos es cada vez mayor. Por tanto, sí que se pone en valor a la industria en Canarias y se demuestra con ese reconocimiento de la marca, pero tiene que ser aún mayor.

¿La marca Elaborado en Canarias tiene prevista alguna iniciativa para fomentar el consumo?

Sí. Estamos continuamente promoviendo acciones y a la vuelta del verano, en el mes de septiembre, iniciaremos la elaboración de una campaña de publicidad. En este tiempo atrás, hemos tenido nuestra campaña de Canariedad y nuestra campaña de El Futuro es Ahora, con la que hemos querido implicar a la juventud en concienciar de que el futuro pasa por apoyar todos en las actividades que hay en Canarias y la industria es un pilar funda- mental en ese desarrollo económico y social de Canarias. En la misma línea, a principios de verano hemos lanzado La Casa Elaborado en Canarias, porque no hay que relacionar únicamente la marca Elaborado en Canarias con productos de alimentación, sino también con fabricación de muebles, ventanas, puertas, cementos, entre otros. Y en ese sentido, hemos hecho una casa con productos procedentes de la industria canaria.

Asimismo, con el nuevo curso académico comenzamos una nueva edición de Aula Elaborado en Canarias.

¿Apuesta la actividad industrial por la sostenibilidad medioambiental?

Dentro de las inquietudes que tenemos en el sector industrial está la de la sostenibilidad de nuestras industrias. En ASINCA estamos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y hacemos promoción entre nuestros asociados. Somos ejemplares en materia de economía circular.

Siempre pasa que asociamos la industria a emisiones y a contaminación. Es hora de cambiar esta percepción, ¿no cree?

Por supuesto que sí. Es una de nuestras preocupaciones, el hablar de que nuestras industrias son sostenibles. Hoy en día la industria canaria se preocupa por invertir en tecnología y en medio ambiente. Cada una de las industrias asociadas a ASINCA está en esta línea e, incluso, hay proyectos de nuevos establecimientos industriales destinados a economía circular.

Tenemos que olvidarnos de esa imagen de las chimeneas echando humo, hoy las chimeneas de nuestras industrias no echan humo porque esas emisiones son recuperadas para la obtención de otras energías o productos.

A modo de conclusión, ¿cómo se enfrenta el sector industrial a lo que queda de año?

Con incertidumbre, debido a que teníamos unas expectativas positivas y no se han cumplido. Sí que seguimos notando una recuperación de la actividad y lo que está previsto es que tengamos una campaña turística de otoño/invierno buena, lo que contribuirá a que la industria tenga un funcionamiento adecuado. Sin embargo, y debido a la inflación de la que estamos hablando, posiblemente haya contención en el consumo y habrá que ver si el turismo mantiene ese interés en desplazarse a Canarias.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias