sábado, julio 24, 2021
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Sara Mateos: “En la Fundación DISA aspiramos a seguir siendo útiles para la población de las islas”

¿Cómo ha afrontado la Fundación DISA todo este nuevo paradigma que se nos abrió en marzo del 2020?

- Publicidad -

Nosotros, al ser una fundación corporativa, tuvimos que realizar una reducción de nuestro presupuesto, pero, a pesar de eso, el patronato entendía que la Fundación DISA tenía que estar ahí a las duras y a las maduras y, por eso, desde marzo empezamos a trabajar para poner acciones específicas en marcha, vinculadas a la alarma sanitaria y a la alarma social.

Pasamos un 2020 absolutamente activo, poniendo en marcha cuestiones nuevas, que nos ayudaran a contribuir y a paliar lo que la pandemia nos estaba dejando. 

DISA siempre ha estado comprometida con la investigación y ahora se reafirma ese compromiso. ¿Cuáles han sido las actuaciones realizadas en este sentido?

Sí, entre las acciones que hemos puesto en marcha por el covid, apoyamos a la proporción de material sanitario, apoyamos a los comedores sociales y, fruto de nuestra colaboración con el ámbito médico, se presentó la oportunidad de apoyar una investigación que esclareciera el papel real de los niños con respecto al contagio en el entorno familiar.

Al principio de la pandemia, se hablaba de los niños como contagiadores principales, los pediatras estaban preocupados por esas afirmaciones cuando lo que estaban viendo era todo lo contrario, por eso pusieron en marcha una investigación que nosotros apoyamos, además hemos publicado los resultados hace muy poquito y estamos realmente satisfechos de haber participado en esta iniciativa. La ciencia y los datos nos pusieron delante que los niños, no solo se contagian menos, sino que contagian menos a los adultos. 

“Fruto de nuestra colaboración con el ámbito médico, se presentó la oportunidad de apoyar una investigación que esclareciera el papel real de los niños con respecto al contagio en el entorno familiar” 

Al final, lo que queremos es que la ciencia sirva para tomar decisiones y esperemos que haya alguien por ahí que reciba estos datos y que entienda que a los niños hay que dejarlos vivir, ahora toca ayudarles un poco a que lo pasen mejor. 

¿Tiene buenas expectativas en lo que respecta a la fundación para el 2021? Ahora que parece que la vacunación va avanzando un poco se hace más posible realizar actividades más presenciales y habituales.

Nosotros, con todas las normas y planes de seguridad necesarios, llevamos bastantes meses intentando retomar la normalidad. Celebramos el concierto de navidad con la Orquesta Filarmónica en Gran Canaria, y distintas acciones presenciales con familias. Creo que, al final, hay que entender que estas son las cartas que nos tocaba jugar, había que adaptarse y necesitábamos ir retomando nuestra actividad poco a poco.

En el ámbito cultural no hemos parado, seguimos haciendo cosas, con la complejidad que tiene hacerlo en estos tiempos, obviamente, pero ponemos todo nuestro empeño para realizar una programación de calidad y en nuestra línea habitual. 

¿Cuáles son los proyectos en los que la Fundación DISA está trabajando ahora, por ejemplo, en el ámbito deportivo y cultural?

En el ámbito deportivo, seguimos apoyando el deporte para personas con discapacidad, nos preocupa mucho la inclusión real y estamos trabajando para sacar la segunda convocatoria de un proyecto que tenemos para dotación de material deportivo inclusivo a los centros escolares.

En el ámbito cultural, seguimos trabajando con proyectos que acerquen la cultura al ámbito escolar, nos preocupa que los niños entiendan el valor de la cultura porque es la forma de que en el futuro sean consumidores de este sector.

Creo que una de las capacidades de las fundaciones es que son muy rápidas en comparación con la administración pública, es decir, nosotros estamos siempre pendientes de captar lo que hace falta para ponerlo en marcha de la forma más rápida posible.

Fundación DISA está muy pendiente de la parte medioambiental. ¿Por qué es tan importante esta línea para el desarrollo de la fundación?

Porque, al final, el medio ambiente es cuestión de todos. Nosotros pertenecemos a una compañía que tiene más de 85 años y ha tenido que ir evolucionando a la par que los tiempos, y ahora toca ser conscientes y consecuentes con nuestro entorno, por eso, la apuesta de la compañía por las energías renovables es indiscutible, hasta el punto en el que nos sitúan en posición referente y, en ese sentido, la Fundación DISA está muy concienciada con todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con todos los problemas que nos traslada nuestro entorno.

Llevamos años trabajando con talleres de energías renovables en los centros escolares para que los menores entiendan cuál ha sido la evolución del uso y consumo de energía que hemos ido usando hasta desembocar en las energías renovables. Son talleres muy divertidos, en los que ponemos retos para que usen la creatividad y la imaginación. 

¿Tienen ustedes la percepción de que los niños están creándose a sí mismos una conciencia mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente?

Rotundamente sí, yo estudié ciencias ambientales, cuando lo estudié era un poco la rara de mi entorno, y cuando iba a presentaciones de proyectos eran muy pocos los que estaban vinculados al medio ambiente. Hace un par de meses, tuve la oportunidad de ir a una presentación de proyectos en la ULPGC y de los 10 proyectos que se presentaron, 8 estaban vinculados al medio ambiente. Creo que es el termómetro perfecto para entender que los jóvenes están muy concienciados y que ven el medio ambiente más allá de reciclar o reutilizar.

La fundación no solo realiza actividades, sino que periódicamente convocan algunas becas y hacen donaciones de cheques para otras entidades. Dentro de las posibilidades, ¿seguirá siendo esta otra de las líneas a adoptar durante este 2021? 

“En el ámbito deportivo, seguimos apoyando el deporte para personas con discapacidad, nos preocupa mucho la inclusión real” 

Sí, además la alarma sanitaria nos está dejando una situación social preocupante, con lo cual hemos reforzado nuestras líneas de apoyo a entidades sociales, preocupados también por la situación infantil en familias de pocos recursos, no solo a nivel material al necesitar tablets e internet, sino a nivel psicológico y pedagógico.

A principios del 2020 ya sacamos una convocatoria extraordinaria de apoyo a entidades para menores, que hemos vuelto a sacar en 2021 porque consideramos que es muy importante y necesario.

Seguiremos en esta línea, desarrollando estrategias de ayudas y colaboración para aquellos que más lo necesitan, es una de nuestras señas de identidad.

¿Creen que las administraciones o compañías seguirán protegiendo a fundaciones?

Hace unos días estuve en un foro de fundaciones de toda España donde se ponían datos de cómo era el crecimiento y el empleo en las fundaciones, comparando crisis económicas anteriores con la actual. Las fundaciones van al revés que las empresas, es decir, cuando la crisis económica hace que las empresas caigan y despidan a la gente, las fundaciones crean más empleo porque hace falta y porque las compañías cada vez están más comprometidas en su responsabilidad social corporativa porque, al final, son parte de la sociedad y lo tienen muy metida en su ADN, como la Fundación DISA.

La responsabilidad social corporativa, por suerte, es algo que se está consolidando.

¿Cuáles son sus principales objetivos para cumplir con la Fundación DISA en este 2021?

Por lo pronto lo que queremos es seguir trabajando al ritmo que lo estamos haciendo y seguir estando en proyectos necesarios, poder seguir disfrutando con nuestro trabajo, seguir conociendo las necesidades y a las personas. Aspiramos a seguir siendo útiles para la población de las islas.

ENTREVISTA

SARA MATEOS

DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN DISA

Más noticias.

- Publicidad - spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias