jueves, diciembre 1, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

¿Son suficientes los próximos cambios en el sistema de Pensiones?

La Seguridad Social y sus pensionistas se enfrentan a varios cambios de cara al próximo 2023. En los últimos años el sistema de pensiones ha sufrido varias modificaciones que han podido comprobar muy de cerca sus pensionistas. Por ello, todos nos preguntábamos cuales serían los próximos cambios en las pensiones y, sobretodo, si son suficientes los mismos para garantizar la sostenibilidad un sistema que, cada día que pasa, muestra aún más su fragilidad debido al envejecimiento de la población española, la incorporación tardía al mercado laboral, excesiva temporalidad en los contratos…

A todos estos factores mencionados, que eran ya viejos conocidos, se suma una inflación galopante, que pone en jaque las cuentas de la seguridad social.

Aún así, el ministro de la Seguridad Social sigue afirmando que las pensiones deberán revalorizarse en el próximo año debido a la inflación. Una inflación que se sitúa por encima del 10%, una cifra que es clave para poder ajustar la revalorización de las pensiones para el 2023 y una cifra que supondrá un aumento considerable en el gasto en pensiones para el estado Español, llegando a un 14% del PIB, alcanzando los 188.500 millones de euros.

Los cambios en el sistema para el próximo año: Modificación edad de jubilación.

La edad de jubilación se retrasa. A partir del 1 de enero, la edad de jubilación legal será de 66 años y cuatro meses para las personas que no lleguen a cumplir con un periodo de cotización de 37 años y nueve meses. Esto supone un aumento de dos meses de la edad de jubilación y una subida de tres meses en la cotización de referencia. Los trabajadores que cumplan esa cotización mantendrán una edad de jubilación de 65 años.

Modificación en el método de cálculo de las pensiones.

El siguiente cambio para 2023 tiene que ver con el método del cálculo de las pensiones.

Este método obliga al trabajador a cotizar un número concreto de años para tener derecho a cobrar el 100% de su base reguladora.

Desde el 1 de enero, un trabajador necesitará haber cotizado al menos 36 años y medio para llegar al 100% de la base reguladora, medio año más que en el periodo 2020-2022, que exige 36 años. Esto se consigue reduciendo la velocidad con la que el trabajador consigue los porcentajes extra de base reguladora en cada mes adicional de cotización a partir de los 15 años:

Otros posibles cambios en 2023 son;

Destope de las cotizaciones e incremento de la cuantía máxima de la pensión, que son dos medidas que van de la mano.

La cuantía máxima para cobrar por cualquier beneficiario de una pensión contributiva de la Seguridad Social es de 2.819,19 euros mensuales. Este destope de las cotizaciones, y el aumento de la cuantía, tienen como finalidad incrementar la contribución de las rentas más altas para hacer más «sostenible» el sistema de las pensiones.

Ampliación del número de años que se tienen en cuenta para el cómputo de las pensiones.

Por regla general, para calcular la cuantía de la pensión, se cogen los últimos 25 años, es decir, las bases de cotización de los últimos 300 meses. Tras el acuerdo entre el Gobierno de España con la Comisión Europea, se ha llegado a un compromiso donde se pretende “adecuar a la realidad actual de las carreras profesionales el periodo de cómputo para el cálculo de la base reguladora de la pensión de jubilación.”

La conclusión es clara. La nuevas medidas supondrán un parche más a un sistema que, tal cual lo conocemos, no se sostiene a largo plazo, debido a la problemática mencionada anteriormente. Es por ello que cada vez cobra más importancia planificar nuestra jubilación, dada la incertidumbre que supone depender únicamente de un sistema público.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias