jueves, diciembre 1, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Vicente Boissier Domínguez: “En Canarias tenemos un retraso notable en cuanto a inversión pública”

VICENTE BOISSIER, DECANO DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE GRAN CANARIA

¿Cuál ha sido el balance de este último año en el sector de la construc­ción tras la pandemia?

Ha sido un año de mucha incertidumbre, pero hemos tenido la suerte de que la cons­trucción ha mantenido su funcionamiento. Aunque se ha apreciado una menor factu­ración no hemos tenido el cero económico que sí han experimentado otros sectores. En este sentido ha sido importante el impulso económico que han aportado los fondos eu­ropeos. Sin embargo sí se ha observado un encarecimiento notable de los materiales de construcción. Este repunte de costes tiene que ver con la crisis de materias primas y el incremento de la demanda.

Existe un desajuste en el mercado que origina que suban los precios y esto va a afec­tar mucho a la inversión privada, que depen­de mucho de la estabilidad de los mismos.

Es una realidad que el sector público necesita un impulso. ¿Considera que la Administración ha obrado en conse­cuencia? ¿Cree que está línea a seguir es la adecuada para afrontar la recupe­ración económica?

Sin duda. La Administración tiene toda la responsabilidad en la recuperación. En Ca­narias tenemos un retraso notable en cuanto a inversión pública si lo comparamos con la situación en la Península.

Todas las subvenciones que se deberían haber habilitado están paralizadas. No dis­ponemos de las herramientas necesarias para que ese impulso sea tangible.

¿Cuáles son las estrategias de futuro que plantea el Colegio Oficial de Arquitectos de Gran Canaria para su­marse a la recuperación?

Estamos inmersos en un proceso de di­gitalización. Entendemos que es indispensa­ble incorporar indicadores que nos permitan tener la constancia de que vamos por el buen camino, de si estamos logrando un cambio en el modelo productivo. Aparte de esta re­novación tecnológica, solemos participar en todos los debates relacionados con la trans­formación urbana y la edificación. A su vez, el cambio climático, el consumo de recursos y el problema de las emisiones contaminan­tes también radica en la edificación y en la organización del espacio.

Por tanto, los arquitectos tenemos un papel fundamental en el rediseño de las ciu­dades y espacios para que el mundo urbano en Canarias tenga la eficiencia que demanda Europa y el mundo. En concreto, en el Co­legio hemos iniciado un foro mensual sobre temas concretos vinculados al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 11, de ciudades y comunidades sostenibles. A partir de determinados objetivos como la movili­dad sostenible, los espacios inclusivos o el fomento de las energías del futuro, intenta­mos focalizar los problemas que existen a nivel autonómico en aras de introducir una línea de pensamiento que permita transfor­mar nuestra economía

Hemos palpado una evolución de la industria arquitectónica en los últimos años. Cada vez son más los clientes que optan por nuevas formas de construc­ción. ¿Cuáles son las tendencias que se dan en Canarias en la actualidad?

En Canarias esta evolución es muy lenta, pero también se aprecian cambios. Encon­tramos la apuesta por el famoso Kilómetro 0, basado en la obtención de materiales cer­canos sin necesidad de recurrir a grandes transportes. También se aborda la cuestión de la arquitectura circular, vinculada al dis­curso del desarrollo sostenible y al reciclaje de materiales. De hecho, estamos impulsan­do un foro de debate sobre la arquitectura circular para transformar la economía y la industria, de tal manera que esta sea capaz de absorber los residuos que se generan para reutilizarlos y no tener que enviarlos a Asia. Todo esto es un impulso que parte de la ar­quitectura. A su vez, hemos comenzado a usar paneles modulares y los arquitectos ya han aprendido a diseñar a partir de sistemas que permiten la recuperación de materiales.

En este sentido, también estamos invo­lucrados en facilitar el cambio del modo de vida generado por la pandemia. Me refiero al rediseño de espacios, o a aportar solucio­nes ante la dificultad de acceso a la vivienda que tienen los jóvenes debido a la precarie­dad de sus trabajos. Esto nos obliga a crear espacios colaborativos

“La tendencia es incentivar la contratación de profesionales que ya conocen el mundo laboral ”

¿Cree que estos avances ayudarán a retener el talento en el sector que se tiende a perder en Canarias?

Está claro que el talento se retiene gra­cias a los recursos. Si las empresas tienen la posibilidad de invertir y conseguimos que la sociedad ponga en valor la importancia de trabajar con profesionales talentosos, podre­mos retenerlos. El problema es que esto no ocurre. La Administración impuso la I+D+I, pero no ha sido eficiente y, para colmo, los procesos administrativos se han ralentizado de una forma desesperante con la pandemia. Hemos perdido el contacto con los funcio­narios que gestionan e informan sobre nues­tros proyectos y los de todos los empresarios que tienen iniciativas. Creo que la Adminis­tración tiene que revisar el modelo que ha implantado porque es muy poco eficiente. Necesitamos explicar nuestros proyectos y que haya un interlocutor capaz de valorarlos y entenderlos, porque en este momento nos encontramos con muchas dificultades para su lanzamiento.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el Colegio para este año?

Es un año crítico en el que esperamos obtener algunos resultados positivos. Nos gustaría que se lleve a cabo la renovación que necesitamos. Los arquitectos de este colegio estaremos en todo momento en primera línea en todo este proceso y estamos preparados para mejorar la calidad de vida de la gente en materia de espacios urbanos, infraestructuras y de defensa del medioambiente. Por último, tenemos un reto importante en cuanto a faci­litar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo. Esto es muy complicado, pues la ten­dencia es incentivar la contratación de profe­sionales que ya conocen el mundo laboral y creo que esta desconexión dificulta que luego los no profesionales puedan incorporarse al mercado laboral con cierta naturalidad.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias