miércoles, noviembre 30, 2022
.spot_img

-Publicidad-

Amnesia Estival

También te puede interesar

Y el invierno llegará

Al final el cierre de un gasoducto va a determinar que el invierno que viene sea económicamente, algo o muy inestable. Alemania y su alta exposición y dependencia del gas ruso pasó en Junio a la etapa 2 de su plan energético de emergencia y desde mediados de Julio al nivel 3, ya que Rusia «por labores de mantenimiento» ha cerrado su gasoducto Nord Stream 1, en esta etapa se contemplan ya la adopción de medidas como bajar algunos grados la calefacción y aires acondicionados, racionar la electricidad, reducir los tiempos de ducha, mover el coche lo mínimo imprescindible o volver al carbón, entre otras.

Evidentemente para la industria en particular, y la economía alemanas en general, hay también medidas que afectan a potencial, ya que la racionalización del gasto energético afecta directamente a la industria que producirá a escalas muy por debajo de su verdadera capacidad productiva, y esto combinado con inflación por las nubes, tipos de interés al alza y desconfianza generalizada en el mercado hace presagiar, como todos los analistas apuntan, una desaceleración o incluso recesión en ese país.

Dado que ya sabemos que es la locomotora de Europa, y que si está en recesión, el efecto arrastre con el resto de economías europeas no se producirá, más vale ir pensando en alternativas y ser ingeniosos. Desde la óptica general es preocupante, pero si lo llevamos a la particularidad turística y algunos destinos concretos habrá que afinar el tiro y diversificar en lo que a segmentos por origen se refiere para el próximo invierno en Canarias, ya que si bien es verdad que si Alemania va mal, otros muchos irán peor por efecto de ello, no es menos verdad que si el principal damnificado por las tropelías de Putin es el país germano, podrían ser los destinos turísticos más alemanes los que podrían perder más cuota de mercado.

Aunque el elevado precio del aéreo, los costes de los hoteles disparados debido a la inflación, y todo lo que se deriva de la escasez de recursos energéticos en el mercado, afectará a todo nuestro sector turístico si no cambia pronto el devenir de los acontecimientos. Un destino muy touroperado como Canarias, debido ello en gran medida a la asunción de riesgos con las plazas aéreas por parte de la touroperación tradicional comenzará a ver en los contratos cláusulas de descuelgue de los acuerdos si se dieran determinados aumentos de los costes del combustible, y que estos se repercutan directa o indirectamente de las compañías aéreas a los touroperadores, haciéndose inviable la operación aérea y por consiguiente el disfrute del paquete turístico por parte del comprador.

De ninguna manera pretendo inundar de pesimismo a quien tenga a bien leer este artículo, pero si llamar la atención sobre la necesidad de que se ponga una solución al conflicto entre Rusia y Ucrania, que tanto daño está causando cuando pensábamos que podíamos dejar atrás la pandemia y la crisis derivada de ello, y que ha traído una suma de variables que hacen que la economía global en general y la Europea en particular sean una olla a presión que hacen necesario un giro de los acontecimientos que sirvan para revertir algo la situación actual y que el invierno que viene no sea una temporada más por debajo de nuestras posibilidades.

Estoy seguro que más pronto que tarde habrá una solución a todo ello y el crecimiento económico remontará de una vez a las cuotas prepandemia.

- Publicidad - spot_img

Publicidad

Últimas noticias